Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)
Terminó la Copa América, pero empezó otro sufrimiento. Este torneo es como mi suegra, una cosa deforme que no se sabe dónde termina ni donde comienza. Son dos millones de partidos, una tabla más larga que la lista de morosos de ARBA y más rompepelotas de estos. Encima hay 30 equipos para que el periodismo solo le dé pelota a Boca River. O a Osvaldo y a Tévez ahora. Y claro, si los pobres periodistas si se ponen a analizar todos los putos equipos tienen más laburo que el kinesiólogo de Aimar. Encima ahora le van meter cambios para el próximo año. Dos ligas de 15. Y los clásicos se cruzan de zonas. Un quilombo mi viejo. Tan difícil es hacer una liga de 20 equipos, a dos vueltas. El primero campeón, hasta el puesto ocho a las copas los tres últimos a la B. Claro, así estos mequetrefes de la AFA no pueden tonguear con la guita de 30 equipos, así estamos mi viejo.

Acabo de mirar las estadísticas del encuentro. Falcioni, si Falcioni le gano la posesión a Almeyda. Si a Almeyda. Después de esto, ambos seguramente pensaron en renunciar. Ganó Banfield gracias a que el arquerito de Quilmes se comió todos los amagues. Claro, están todos chupándole las medias a Gio Simeone porque es el hijo del Cholo ¡Pero váyanse a cagar! Ese gol se lo morfa el arquero, claro porque es el hijo de ese que le hizo perno y buje a Tinelli, todos lo aplauden. Seguro que si era mi pibe, decía que lo había hecho de orto, que pim que pam. Vayan a lavarse el orto periodistas de cuarta.

Sin gente, sin futbol y sin goles. Un poco mejor Defensa y Justicia que logro un objetivo importante: Tener un DT al menos una fecha sin rajarlo.

Fue un partido más peleado que la Xipolitakis con la sutileza. Rafaela se la hizo más difícil a Lanús que Edesur y los baches. Faltaban 15 minutos para el final y si uno decidió irse al baño justo, a la vuelta le iba a aparecer el resultado de 3-0. Claro me preguntaran “¿15 minutos en el baño?” Si pibe, tengo la próstata inflamada por boludos como vos, no preguntes más.  Román Martínez puso el primer tanto. Un ratito después Nicolás Aguirre de penal el 2-0 y Sergio González a los 45 minutos, ni tiempo de sacudírmela tuve.

Bueno, me tocaron todos los ceros a ceros a mí, la puta que lo pario. El partido me vino muy bien, hacia días que no podía conciliar el sueño. Puse este partido y me cague durmiendo como un oso hibernando. Gracias muchachos.

Ganó Independiente. Claro, ahora están todos elogiando a Mauricio Pellegrini… Peregrino… Pellegrino, si ese. Antes no lo querían y ahora tienen más fe y esperanza que Scioli en los carteles naranjas que me dejan ciego. Le ganaron a Olimpo que viene peor que el Grondonismo en estos días. Sin desmerecer a Olimpo eh, que siempre fue un equipo que molestaba. Pero ahora los dirigentes le están errando más que Higuaín en una final del mundo. ¿En que estaba? Ah sí, en Avellaneda te ponen una bandera y funciona al revés. Le paso a Cocca, a Saja, le paso al mismo Independiente con eso de que los grandes nunca descienden. El que hace la tela de las banderas debe ser algún pariente de Harry Postre… eh... Potter. Un partido donde Independiente se adelantó de entrada y Olimpo se puso a esperar y ver si podía sacar una contra. El primer gol lo hizo el Trencito Valencia, hijo de aquel delantero que le hizo comer todos los amagues al arquerito ese de Goycochea. Pero al ratito, el conjunto de Bahía Blanca empató por intermedio de Joel Acosta. Independiente mantuvo lo importante hoy en día: la puta posesión. Porque ahora podes perder 5-0 pero si ganaste en la posesión los guardiocappalmeydistas te van a aplaudir como focas en celo. En el complemento Olimpo se cuidó más que Cabré de los fotógrafos y cuando parecía que todo iba a terminar en empate, apareció Benítez para poner el 2-1 y ya con un Olimpo entregado, el mismo Benítez puso el 3-1 final.

(*) No es el Nene posta, no se coma todos los amagues, es una parodia.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top