Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto: Cristian Fabbiani (Jugador de Sportivo Estudiantes, recuperado, ex gordo, vendehumo)

Segundo Puesto: Ángel Di María (Jugador del Mancester United, corredor, orejón, Peterlaanguilista)

Tercer Puesto: Jorge Sampaoli (Entrenador de Chile, Bielsista, permisivo)

Cuanto lo hemos castigado al “Ogro” Cristian Fabbiani. Lo hemos cargado más que las valijas que los de la FIFA cargaron con billetes de sobornos. Pero aquí está por fin en un primer puesto de este podio que tenemos, una sección que premia lo bueno, para que vean que no somos tan hijos de puta. “lo cortés no quita lo acido”, podemos afirmar al parafrasear al viejo refrán de “Lo cortés no quita lo valiente” y por eso está el Ogro acá. La pasó como el culo, le diagnosticaron un tumor en la pierna y no sabía si podía volver a jugar. Le extirparon el tumor y no solo volvió a jugar, sino que además se puso bien físicamente, bajo 20 kilos. Fabbiani ingreso a los 29 minutos del complemento en Sportivo Estudiantes, mostró algunos destellos pero no alcanzó para que su equipo pierda no solo en el resultado, ya que dejo un invicto de 18 partidos de local. Claro, eso es anecdótico, porque volvió el “Ogro” a jugar, eso sí es importante más allá de cualquier resultado. Nos sacamos el sombrero, salud Cristian, bienvenido de vuelta al fútbol y esperamos gastarte por mucho tiempo más.

En una selección que no brilla, el que más se destaca es Ángel Di María. Corre más que Mayweather dentro de un ring cuando lo están cagando a palos y tiene más entrega más que botinera en la primera cita. Si Messi es el ancho de espadas, Di María es el de bastos. Y hasta ahora en el mazo de la selección salió más el as de palos que el otro. El gemelo de orejas de Leito de los wachiturros, fue fundamental en la victoria ante el poderosísimo combinado jamaiquino. Pero no solo ataca, también defiende, marca, corre, mete y con las orejas agarra wi fi.

Cuando estalló el escándalo de Arturo Vidal, que estrolo su Ferrari, todas las miradas del periodismos recayeron sobre Jorge Sampaoli, el “mini me” de Bielsa. Que era un entrenador permisivo, qué les dio muchos días libres a los jugadores, que no tenía autoridad y que la wea fome cm wn.  La prensa más o menos pedía que a Vidal lo colgaran de los huevos y que lo apaleen como a una piñata. Pero a Sampaoli no le movió un pelo (cuack), y no lo apartó del plantel a “Rey Arturo”. La cosa es que Chile goleó a Bolivia, espanto a todos los fantasmas y tiene muchas chances de lograr la primera Copa América con la selección trasandina. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top