Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer Puesto: Ramón Ángel Díaz (Entrenador de Paraguay, Padre de Emiliano, Culón)

Segundo Puesto: Neymar Jr. (Jugador Brasilero, Adicto a las simulaciones, mal peinado, tatuado)

Tercer Puesto: Noel Sanvicente (Entrenador de Venezuela, Barry White)

Paraguay arranco para ser goleado, pero en el segundo tiempo lo dio vuelta y llego al empate, eso lo sabemos todos pero… ¿Fue mérito de Ramón Díaz? ¿Fue gracias a la Argentina? ¿Fue gracias al enorme traste que tiene el riojano? ¿Fue gracias a Martino? ¿Fue gracias a sus jugadores? Esto es fútbol, donde ninguno tiene razón pero todos tienen razón. La única realidad es que Paraguay empató un partido que parecía impensado en el primer tiempo. Y ahí está Ramón Ángel Díaz. Que es pesetero, que te grita los goles en la jeta, que es un inflador anímico, que esto que lo otro. Pero que dejo una imagen buena respecto a lo que se venía hablando sobre sus jugadores. Tiene el equipo más veterano de la Copa. Cuando Mirta Legrand planto un par de semillas de manzanas en el Edén, Roque Santa Cruz ya jugaba de 9 en el conjunto Guaraní. Pero así y todo parece que Ramón se las ingenió para poner otra vez a la albirroja como el duro hueso de roer. Claro, esto recién empieza pero el primer puesto de esta primera rueda es para él. Habrá que ver el resto de los partidos.

Los ojos de esta Copa América están situados sobre tres jugadores en particular, Lionel Messi, Neymar y James Rodríguez. De esos tres el fundamental en esta primera rueda fue Neymar. Si no fuese por él, Brasil iba a arrancar la Copa América como finalizo el mundial: perdiendo. Metió el empate y un pase extraordinario para el segundo gol. Un pase digno de un video juego,  del International Superstar Soccer Deluxe, porque nosotros nos quedamos en esa época. Un pase tan magistral que vinieron los de la selección de Jamaica a pedir que los convide. Eso si, ante cada roce sigue tan artista como siempre, revolcándose en l piso como si fuese atacado por un enjambre de abejas africanas, tanto que pasó Robben y le dijo “deja de tirarte nene”.

La sorpresa de esta primera jornada fue sin duda alguna la peruana que mostro… Esteh… no, no seamos pajeros por favor. Tampoco fue Flor de la V y su vestido en los Martin Fierro, por favor no se desubiquen.  La sorpresa fue Venezuela, que le gano a un equipo colombiano que era uno de los serios candidatos, y que lo sigue siendo a pesar de este traspié. El conjunto vino tinto comandado por Noel Sanvicente, el Barry White caribeño según Caruso Lombardi. Este señor dio cátedra táctica al anular todos los circuitos de juego del rival. En un grupo más Heavy que Gorgoroth en cumpleaños de 15, Venezuela puso primera.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top