Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto: Humberto Grondona (Entrenador de las selecciones juveniles, portador de apellido, hijo de)

Segundo puesto: Edgardo Bauza (Entrenador de San Lorenzo, defensivo, ofensivo, bipolar táctico)

Tercer puesto: Lionel Messi (Crack del Barcelona, adicto a la victoria, ganador crónico)

Selección
Usted se preguntara por qué este esperpento de entrenador tal como lo es Humbertito Grondona, está en este primer puesto. Simple. Porque cumplió con todas las expectativas que teníamos de él: Fracasar con la Sub-20 en el mundial. Vaya que cumplió con creces. Todos esperábamos que le vaya como el culo y le fue como el culo. Cumplió. Y acá vale la aclaración, el “esperábamos” no significa “queríamos”. Nunca queremos que le vaya mal a todo equipo que represente a la celeste y blanca, ni siquiera a los del mundial de panadería. Ejemplifiquemos, cuando uno ve a un boludo manejando, haciendo boludeces sabe que se va a estampar contra otro auto. Uno no quiere que nadie salga lastimado. Pero tarde o temprano ese boludo choca y hace desastres. Podríamos decir que ese boludo que choco, fue el niño Humberto, que hizo poronga el rastrojero ensamblado con un motor de F1, donde a la primera acelerada volaron las chapas por todos lados. Pero claro, ganó el sudamericano y todo fue un exitazo.

Que es un cagón defensivo. Que cuando decide ser ofensivo pierde. Que se parece a un Moái de la Isla de Pascuas…. Bueno eso no. Pero la cosa es que al bueno de Edgardo Bauza lo critican por todos lados, en cualquier momento hasta le echan la culpa de la joroba de Ortigoza. Siempre lo critican pero la gran mayoría de sus equipos son protagonistas. En esta ocasión finalizo la primera rueda del torneo y San Lorenzo quedo arriba de todos. En su primer semestre gano una Libertadores y ahora quedó puntero. Se ganó el afecto de los hinchas y sobre todo el de Fava.


¿Qué podemos agregar de Lionel Messi? Nuevamente campeón. Ahora fue el turno de la Champions, llegando así a la triple corona. Alcanzó a Di Stéfano como el argentino con más títulos. Logro su cuarta orejona con el Barcelona. Pero claro, todo esto se desmoronaría, se iría a la reputa que lo parió y a nadie le importaría si no llega a traer la Copa América, porque vio, los argentinos somos así.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top