Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer Puesto: Pelota de Fútbol (Esférico de polietirrenox de 450 gamos, elemento prostituido por todos los hijos de puta de la FIFA)

Segundo Puesto: Pablo Aimar (Jugador de River, reaparecido, crack, ex roto)

Tercer Puesto: Lionel Messi (Jugador del Barcelona, bestia, extraterrestre, fenómeno sobrenatural)

Sin duda alguna, la gran ganadora de todo este quilombo es ella, la caprichosa como diría Quique Wolff, la pelota. Por fin se fue Blatter, un tipo con más rosca que la tapa de una linterna. Electo el viernes hoy se tomó el palo ¿Pero por qué? Nadie lo sabe con certeza pero más que  un helicóptero o un avión debió tomarse un camión atmosférico de tanta mierda que hay en la FIFA. Arribamos a la conclusión de que no se bajó antes del viernes porque le dejaba el trono al príncipe. Rosqueo junto con Platini para ganar la elección y bajarse ahora y tirarle un centro a la cabeza al holandés Van Praag, quien hoy por hoy los medios lo dan favorito para sucederlo. La pelota hoy se desmarca un poco de estas lacras, pero estos tipos se reproducen más rápido que el virus del ebola.

En los próximos partidos podrá jugar bien, regular o mal. Pero Pablo Aimar gambeteo al rival más jodido que tuvo en su carrera: la lesión. A River le salen todas bien, y lo de Aimar no es la excepción, podríamos decir que el millonario tiene más suerte que el representante de Maxi López, o que el médico de River es Saruman o Gandalf. Pero lo cierto es Aimar puso huevos, paciencia y está de nuevo. Salud.

¿Hay algo más que agregar sobre esta bestia llamada Lionel Messi? Que mierda vamos a agregar, mira el gol que hizo. Ya fue todo.


«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top