Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)
Ya pasaron dos días pero bueno, voy a intentar desmarcarme del alemán llamado Alzheimer y ver si recuerdo el partido. Lo tenía que hacer ayer, pero fue el día del padre y no pude. Vienen los pibes con sus hijos, que lindo verlos corretear gritar, reventar media casa y la puta que lo pario. Ah sí, listo, ya me acorde más o menos como fue el partido.  Escúchenme manga de cagatintas, he visto a más de uno de ustedes gritar como fanática de Justin Bieler… eh… Bieber, si Bieber, cuando Banfield juega. “Ay que lindo que juega el Banfield de Almeyda”, dicen ustedes mientras aplauden como focas lobotomizadas. Ahora bien, la selección juega de la misma forma y están todos con cara de ojete como Falcioni. Hicieron mierda el fútbol con el Guardiolismo. Gracias ineptos. Yo sabía que la juventud tarde o temprano iba a cagar el futbol. Igual pibe, déjeme decirle algo, Guardiola no tiene la culpa, el mismo dice que la tenencia es al pedo si no se hacen goles. Acá tiene cagazo de pegarle al arco. Claro que me gusta jugar bien, por supuesto que sí, tampoco soy como el viejo bidonista ese. A ver, tenemos al mejor del mundo, tenemos buenos jugadores pero terminamos cagando aceite contra un rejunte de hijos de Bob Marley. Voy a darles un ejemplo gráfico, a ver anoten y aprendan jilgueritos. A mí me encanta salir a pachanguear, salir a comer en restaurantes caros. Ir con la bruja a hoteles 5 estrellas. Pero lo hago y termino cagando todo el resto de mes hasta que cobre la jubilación de vuelta, mi viejo. Esto es lo mismo hermano. Se toquetea, se juega lindo pero no concretamos y terminamos pagando las situaciones que no tuvimos y estamos cagando para que termine el partido. Tampoco pido ganar 8-0 todos los partidos, pero la puta que lo pario, no quiero terminar con los huevos de bufanda todos los putos partidos. Y si les gusta este futbol, vayan y hagan cucharita con el boludo ese que le dice “caprichosa” a la pelota y no me rompan los huevos a mí.

Uno por uno.
Sergio Romero (6) En el primer tiempo era lo mismo si estaba Romero, Javi Garcia o un cono en el arco. Los jamaiquinos no llegaron ninguna vez. En el segundo tiempo  y sobre todo al final trabajo más que el psicólogo de Massa.
Pablo Zabaleta (6) Sigue siendo de lo mejor, sube y baja como la imagen de Tinelli como candidato a presidente de la AFA.
Ezequiel Garay (6) Al igual que su mujer: Bien arriba y abajo.
Martin Demichelis (5) Estuvo tan lento que los demás jamaiquinos parecían todos Usain Bolt. Pidió sacarse una selfie con alguno de ellos para ver si lo veía aunque sea en foto.
Marcos Rojobona (10) Lléname el área de rabonas, papito.
Lucas Biglia (5) Corrió más de lo que marco, tuvo menos distribución que los alfajores “Capitán del espacio” en Capital.
Javier Mascherano (6) La pelota pasa más por él que por Messi. Estuvo más firme que cola de vedetonga.
Javier Pastore (5) Como dijo un filósofo coreano y cirujano: “ehh masomeeno naa masomeno”
Lionel Messi (5) Cumplió…  cumplió con el jamaiquino que le pidió una selfie.
Gonzalo Higuaín (5) Hizo el gol de la victoria. Está más gordo, debe ser por todos los goles que se viene morfando.
Ángel Di María (7) El mejor de la selección sin duda. Generó, entrego y asistió. Bien por el “Peter la anguila” del futbol.

Entraron.
Roberto Pereyra (5) Intrascendente como este análisis pedorro.
Carlos Tevez (5) Rindió al igual que en la era Sabella.
Erik Lamela (-) Cambio que hizo Martino o Pautasso para robarle algunos segundos a la potencia mundial porrera de Jamaica.

(*) No es el Nene posta, no se coma todos los amagues pibe.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top