Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: UEFA (Unión Europea de Forros Asociados, cortamambo, ortivas); Juan Carlos Crespi (Termodirigente de Boca, vedetongo, peleador); Rodolfo D’Onofrio (Presidente de River, vedetongo, Culón)

Abajo: Porto FC (Equipo grande de Portugal, embarazado de seis pibes por el Bayern Münich); Néstor Apuzzo (entrenador de Huracán, remador, ¿nueva víctima de las camarillas?); Edgardo Bauza (Entrenador de San Lorenzo, Defensivo criticado, ofensivo sin suerte)

Selección
El pasado lunes, el Pep Guardiola tuvo un enorme gesto de humanidad hacia el Topo López, le periodista de la Red y el Olé que falleció en Brasil a causa de un hecho de inseguridad. Guardiola tuvo la “osadía” de salir a la conferencia de prensa previa al choque de su equipo contra el Porto con una remera negra con el Hashtag “”JusticiaParaTopo”. Un pedido justo, claro, humano y sin ningún tinte político. Pero nada de eso pareció importarles a los viejos crápulas con baranda a naftalina, azufre y mentol para ciática que mandan en la UEFA. Decidieron abrir un expediente porque el cultor del tiki tiki español violó el artículo 11.2.c) del reglamento general por utilizar la conferencia de prensa  para manifestaciones de naturaleza no deportivas. Ajá. Claro, las únicas manifestaciones que pueden exhibirse en una remera o camiseta en una conferencia de prensa es publicidad, porque solo importa la plata, la guita, la mosca, la pasta, la lana, la biyuya, el billetín, el cobre, la chirola, la moneda… de humanidad no. Está bien, Pep infringió una norma, todo lo que uno quiera pero no pidió la liberación del Tíbet,  no dijo que Las Malvinas son argentinas —tal como multaron a Sabella en una ocasión—, no pidió salvar ballenas, ni por la libertad de los pibes de Quebracho… pidió justicia por un amigo. Un cacho de humanidad, viejo.

Desde hace más de una semana se sabe que se va a jugar tres superclásicos y nadie habla de otra cosa. El domingo había explotado Arruabarrena por el tema de los días y horarios. Luego bajo tres cambios y la cosa no pasó a mayores. Gallardo en su parecido con el maestro Yoda, actuó como tal y se tomó todo tranquilamente. Los que si se pelearon como dos vedetongas fueron Juan Carlos Crespi y Rodolfo D’Onofrio. El que prendió la mecha fue el periodismo, cuando comenzó a circular que River pediría jugar un día más tarde los partidos de Copa. Entonces el termodirigente de Boca, se calzo el conchero al mejor estilo Moria Casán y le tiro con munición gruesa a D’Onofrio. Que tienen un plantel corto, que River clasificó como el peor segundo porque era débil. Rafael Di Zeo al lado era el gerente encargado del  ceremonial y protocolo en la casa blanca. D’Onofrio al mejor estilo Silvia Süller con Jacobo Winograd salió a tratarlo de “chiquito”, que seguramente Crespi ya había pedido algún cambio de día de partido y por eso lo sabía. La pelea Graciela Alfano contra Moria Casán al lado de esto era Winnie Pooh contra Dora la exploradora.

El Porto FC había ganado 3-1 en su casa y más de uno se pensó que podría dejar afuera al Bayern Münich en su casa. Pero no, el conjunto dirigido por el Almeyda español a pesar de tener varios suplentes le dio al Porto para que tenga, guarde, reparta, ponga en plazo fijo, haga artesanías, regale en navidad y ponga en una capsula del tiempo así lo ven generaciones futuras. Los alemanes adictos a golear a equipos de habla portuguesa borraron del partido al Porto. A los 20 minutos ya no había más partido, era un monologo del conjunto teutón. A estas alturas el Bayern se viene garchando más gente que el Fondo monetario Internacional.

El enamoramiento de Huracán con la Copa Libertadores duró poco. El globo de Néstor Apuzzo se quedó afuera cuando tenía que ganar por uno a cero, por medio a cero por un cuarto a cero para pasar, pero no lo logro, perdió por goleada contra el Mineros de Venezuela que hasta ese partido no había ganado ningún encuentro. Muchos ya miran de reojo a ciertos jugadores por el rendimiento ante el equipo venezolano, algunos más arriesgados aseguran que hay una camarilla para bajar a Apuzzo de la conducción técnica, que a pesar de que la gente lo banca,  volvería a inferiores. En el torneo local viene peor que Ivo Cutzarida en intención de voto y ahora se viene la final de la Supercopa Argentina contra River. Lo único claro es que si la camarilla llega a ser cierta, los jugadores de Huracán si le pondrían la misma garra a jugar que a hacer camarilla, son campeones del mundo.

Y de la vereda de enfrente pero con el mismo mal lo tenemos al San Lorenzo de Edgardo Bauza. Caso curioso el de Bauza, como diría Niembro, cuando pone un equipo defensivo gana pero lo critican todos. Cuando pone un equipo medianamente ofensivo, pierde y también lo critican.  Otro equipo que se despidió de la Copa, el actual campeón de la Libertadores se quedó afuera en la fase de grupos. Tenía que ganar y rezar, pero el milagro no se dio. El Papa Francisco estaba ocupado respondiéndole la carta a Leuco. Tenía que ganar pero perdió, curiosamente al igual que Huracán, el rival (Danubio) no había ganado un mísero partido en el grupo y claro los primeros tres puntos que sumo fueron en el último partido, justamente contra San Lorenzo. Igualmente si goleaba 35-0, no pasaba porque en Brasil, San Pablo le gano a Corinthians. Partido del que Bauza se quejó diciendo que el “Timao”no le hizo demasiada fuerza. Es difícil de comprobarlo, pero veamos lo siguiente:

Por poner un ejemplo boludón: Si Independiente y Racing comparten un mismo grupo, Y Racing (o Independiente, para el caso es lo mismo) en la última fecha de la fase de grupo se enfrenta a Independiente (o Racing, ya dijimos que era lo mismo para el caso carajo) y puede dejar afuera al rival de toda la vida ganándole ¿Qué hace? ¿Va a querer ganarle a pesar de que entre un equipo un equipo brasilero? Claro que sí, chau argentinidad. Bueno si, también hay que tener en cuenta factores de cómo está en el torneo, etc. Bueno tenés razón, el ejemplo es una mierda, olvídalo. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top