Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Hoy cumplimos 7 años, si, 7 añitos on line. No tenemos grandes anuncios, tampoco fiesta o mucho menos grandes saludos de famosos.

Pasaron muchas cosas en 7 años — y si boludo, en los años pasan cosas—, se fueron al descenso dos equipos grandes por primera vez, falleció Grondona, estuvimos a una definición por abajo de volver a ser campeones mundiales, Maradona volvió a un mundial pero como entrenador, se fueron los visitantes... Las cosas siguen igual o más podridas que hace 7 años, pero acá estamos para rociar con un poco de desodorante de ambiente a base de ironía, acidez o humor la podredumbre y que se sienta menos, porque de eso se trata.

Acá en la página también pasaron muchas cosas, arrancamos como un blog choto y hoy somos una página chota. Cuando empezamos teníamos el fiel pero rustico Paint, éramos medios termos, nos cagábamos en la ortografía —lo seguimos haciendo eh—, no teníamos secciones fijas, etc. Fuimos incursionando en el mundo de los cuentos sobre este magnífico deporte, dibujos, mejoramos la estética de la página, algunas ediciones de imágenes… Todavía falta muchísimo por mejorar.  Seguiremos con las habituales secciones, con los dibujos, los cuentos y robando con las frases de Niembro y del ex programa de Fantino. Incorporando o eliminando alguna que otra sección.
Crecimos, como todo el mundo lo hace: día a día. Entendimos a nuestra manera porque no había que ser termo. ¿Por qué vamos a joder a un hincha? Ese último peldaño del fútbol —último pero imprescindible—, forreado por todos desde dirigentes a políticos, pasando por jugadores, entrenadores, policías, etc. ¿Qué nos importa si no tiene gente, o si no llena la cancha o si nunca ha ganado nada? Encima que el pobre hincha se amarga con los resultados, no lo íbamos a gastar. Usted se preguntara entonces ¿Y pero el folclore? Y, el folclore es propiedad indiscutida del hincha, no es de una página web o de un diario o de periodista. Esto lo aprendimos con el tiempo, claro está, y es nuestra forma de ver las cosas, ojo no queremos hacer una filosofía barata de libro de autoayuda. Por eso nos “metemos” con jugadores, entrenadores, dirigentes y el periodismo. Nunca con el hincha, no señor.

En 7 años paso de todo, gente que no sabía si las notas eran en joda o ciertas, personas que nos recontra putearon o que nos llenaba de aplausos, nos han robado a mansalva, si en la calle hay inseguridad, imagínate en Internet. Nos pusimos tristes —como con la muerte del Negro Caloi—, nos pusimos serios —como cuando fue lo de Grondona—, nos pusimos contentos, amargados… debe ser porque somos medio oligofrénicos.

No necesariamente le tiene que gustar a todo el mundo esto. Por ejemplo hay mucha gente que le encanta escuchar Heavy Metal y otra tanta odio y detesta ese tipo de música, haciendo un paralelismo bastante precario y pelotudo si se quiere.  Van a seguir pasando cosas seguramente.

El Contador de visitas nos dice que superamos la barrera de las 12 millones de visitas —somos tan grosos o pobres que el contador original solo tiene para 7 cifras—, seguidores en Twitter y en Facebook. En el fútbol de hoy en día empezó a primar eso de “los números no importan”.  Y a nosotros si nos importa y por eso ponemos los números de todo lo que ha pasado en estos 7 años…

2 equipos grandes descendieron por primera vez. River e Independiente.

2.558.236.3579.457 records rompió Messi.

4 balones de oro ganó Messi.

0 Mundiales gano Messi.

+ es la cantidad de centímetros cúbicos vendió Ricardo Caruso Lombardi.

3 equipos dirigidos por Cappa en una misma temporada descendieron.

58.367.997.367 puteadas profirió Angel Cappa.

750 kilos de mocos se morfo Löw

0 dirigentes corruptos fueron puestos tras las rejas

0% es la probabilidad de que se solucione la violencia en el futbol en el corto/mediano plazo.

5 Entrenadores pasaron por la selección Argentina.

4 años y pico es el tiempo que el Toti Pasman la lleva adentro.

Y por supuesto, algo de lo que no podemos cuantificar es el agradecimiento que tenemos con todos ustedes que no leen día a día. También a aquellos que pasaron por acá como el Vikingo, Juanma, Bárbara y al querido Juan Erman —que siempre nos da una mano con las frases— y a todos aquellos que siempre nos bancaron. Uno invierte tiempo —ya van 7—, hace esto ad honorem. Si, pegamos algunas publicidades, no nos quejamos pero si prorrateamos los ingresos contra los egresos que genera mantener este monstruito de pie, salimos perdiendo. Sin embargo, parafraseando al Negro Fontanarrosa, nuestra mejor paga es que se caguen de risa.

A todos, pero a todos.  Gracias y salud. Nos seguimos leyendo.


Toni
Editor de esta cosa.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top