Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Patricio Loustau (Árbitro, Ciego, confundido); Agustín Orión (Arquero de Boca, violento, Bestia, Rompehuesos); Martín Palermo (Ex jugador, ex culón, goleado, catador de Manaos).

Abajo: Carlo Ancelotti (casi ex entrenador del Real Madrid, chocador de ferraris); Barras (Termos violentos, generadores de sanciones, ahuyentapublico); Periodismo (Gatafloristas, histéricos)

Selección.
El partido entre San Martin de San Juan y Boca Juniors nos dio tres titulares en este equipo. El primer nombre es el de Patricio Loustau, un árbitro al que todos los hinchas lo quieren… cagar a puteadas. Si Laverni irrita con su soberbia, Loustau saca de quicio hasta al mismísimo Padre Farinello con sus dudas y sus errores. En este encuentro no fue la excepción y tuvo más dudas que la sexualidad de Tom Cruise y John Travolta. El pico de vacilación llego cuando a Orión le arrojaron algo lo amonestar por considerar que hacía tiempo, y claro con los antecedentes del uno de Boca hasta a Pierluigi Collina le agarran dudas.

Y llegamos al tema de la semana, la lesión de Bueno, producto del choque contra Agustín Orión ¿Qué más se puede agregar sobre este tema? La salida de Orión fue tema de debate durante toda la semana ¿Orión fue mala leche? ¿Orión como Jack el destripador salió solo para descuartizar gente? ¿Lo hizo de bruto? ¿Lo hizo de hijo de puta? Esto es más o menos como con la caída del avión de germanwings, todos tienen una hipótesis distinta sobre la desgracia ajena. Lo cierto es que Carlos Bueno termino más quebrado que el Parma.  Claro Orión tiene más antecedentes que el Gordo Valor y esta acción otra vez lo deja en el ojo de la tormenta. Ahora bien, esto es una apreciación nuestra que no pretende ser más que eso, sin ponernos en moralistas o doñarosistas. Creemos que ningún profesional sale a lesionar a otro —salvo contados casos, Ruggeri vs Chilavert, Roy Keane vs Haaland, entre otros—, sin embargo el futbol que vivimos es cada vez más violento. Se sale a jugar a mil revoluciones por minuto, donde solo sirve ganar. Se juega al futbol como se vive. Si en la calle la vida vale dos mangos, adentro de una cancha la integridad física de los mismos jugadores vale lo mismo. Si para evitar un gol hay que romper en mil pedazos al rival, algunos ya están buscando la pala para juntar esos pedazos, incluso si en esa misma acción se pone en riesgo el mismo infractor.  Si, claro es un deporte de contacto, donde hay pierna fuerte y nadie está exento de lesiones de este tipo, las hubo siempre pero cada vez son más seguidas y no solo acá.

Con este tema el periodismo se dividió en los Orionistas contra los Antiorionistas. No hace falta decir quien estaba de cual o tal lado pero varios diarios y sitios usaron esta lesión para rellenar cualquier espacio, tanto que hasta pudieron rellenar empanadas para semana santa. Algunos portales pusieron una vieja jugada de Carlos Bueno cuando casi parte a un jugador rival en el clásico uruguayo. Perfecto, se sabe que Bueno no es muy buena leche que digamos y que más de una vez estuvo al límite pero… ¿Qué tiene que ver el culo con la autopista? Solo les falto poner el video de cuando Bueno le dijo a los periodistas que Caruso Lombardi se quedaba con plata de los premios. Otros periodistas comenzaron a echarle la culpa directamente a Bueno, que no tenía canilleras, que fue al choque con Orión, que nunca cedió un asiento en el bondi a una embarazada… Y claro del otro lado los que acusaron directamente a Orión de ser un mala leche, de ir con todo, que es un desequilibrado mental, que viene siendo mala leche desde hace rato, que Orión le pagaría a los fondos buitres, que Orión le puso el cepo al dólar, etc. Lo mejor fue cuando varios sitios subieron las clásicas imágenes o memes con el tema de Orión que suelen hacerce en Twitter o Facebook, algunos sitios se indignaban porque “no era un tema para joder”, pero subían igual las imágenes… Cacho, cerrame la cinco y prepárame una bolsita que se llevan las sobras.

Si Martín Palermo tuviese el 10% de suerte que tuvo en su carrera de jugador al momento de que le queden todos los rebotes, hoy Arsenal tendría más puntos que el Bayern Münich. El bebedor de Manaos no tuvo un buen arranque en este torneo, los números así lo demuestran. Ninguna victoria, tres empates, tres derrotas, diez goles en contra y tan solo tres a favor. Su equipo mostro menos reacción que Stephen Hawking subiendo un palo enjabonado, tiene un fondo más complicado que el FMI y encima los hinchas ya comenzaron a impacientarse. Todo por culpa de Grondona, que ya no está…

 El Real Madrid de Carlo Ancelotti está en caída libre… pero pará, están segundos en la Liga y clasificados a cuartos de la Champions, entonces… ¿Qué caída libre? La cosa es que si en España sos el Real Madrid o el Barcelona y quedas en un segundo puesto o perdés dos partidos al hilo, es una crisis espantosa donde los hinchas putean a todos los jugadores como si se estuviesen por ir a la Primera B Metropolitana. Esto lo está viviendo el entrenador italiano que al parecer dejaría de ser el técnico merengue a mitad de año para pasar al Manchester City. Esta “caída libre” del Real se debe a que perdió el clásico contra el Barcelona y se le alejo a 4 puntos, cuando todavía faltan 30 puntos por disputarse. Claro antes había perdido con el Bilbao —en la fecha 26, luego en la 27 gano—, hecho que posibilito el ascenso del conjunto catalán al primer puesto. También perdió contra el Schalke, pero paso a cuartos igual.  Si esto es una crisis, el 99% de los hinchas de clubes argentinos esperan tener una crisis similar.

Cada vez son más los partidos que se disputan sin público. Si, sin público a secas. Ni visitantes, ni locales. Ya sea por algún hecho aislado o por los inadaptados de siempre. ¿Qué se puede agregar? Como siempre, el que paga los platos rotos el hincha, el que paga la entrada, la cuota y el que sufre de verdad. Los dirigentes obviamente pueden acceder en todos los ámbitos y muchos de ellos están manchados con los mismos barras. Que el hincha común se joda, total como es un boludo pasional que pase lo que pase siempre va a estar, por más que lo excluyan siempre…

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top