Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Parma Football Club (Equipo Italiano, internado en terapia intensiva, futuro finado, quebrado); Saúl Laverni (Árbitro, puteado por 40 millones de argentinos, sobrador, ciego); Zamora (club Venezolano, adicto a recibir goles, chavista)

Abajo: Marcelo Gallardo (Entrenador de River, ex cultor del futbol champan, actual cultor del fútbol naranjú, suspendido, caraculico constante); Pedro Troglio (Entrenador de Gimnasia, puteador, puteado, calentón); Boca de Banfield (Animal mediatico)

Selección.
Quebró nomás el Parma, otra vez. En menos de diez años ya se quebró dos veces, lamentablemente esta parece la definitiva. Generalmente uno piensa que una de las mejores ligas del mundo, como la italiana, no pasan penurias económicas pero el tema es que el Parma es la punta del iceberg. De los 20 clubes, 19 equipos sumaron entre todos pérdidas por 200 millones de euros, el único que tuvo superávit fue el Napoli. Lo único bueno es que allá a “Lalin” del Parma (Giampietro Manetti) no le tiraron con un redoblante, sino que está en cana por fraude y lavado de dinero. El Parma debe más plata que Don Ramón de renta, casi casi que no pudo seguir adelante si no fuese por un préstamo de cinco millones de Euros por parte de la Liga. Las deudas se calculan en unos 1.700 millones de euros ¿Quiénes pierden más? Y como siempre, los hinchas, sean del Parma, de Racing, de Talleres de Escalada, de Ferro…

¿Quién no ha puteado a Saúl Laverni alguna vez? Si nunca puteaste a Laverni no tuviste infancia o nunca le toco dirigir a tu equipo. El clásico de San Lorenzo contra Huracán, no iba a ser la excepción para el segundo Saúl más puteado de la historia reciente argentina, y todo hincha, simpatizante, jugador, miembro del cuerpo técnico, dirigente del globo le echaron la culpa por la derrota. Alegaron que no les cobro un penal, que todas las divididas fueron para el local y que encima lo boludeo a Ábila. Al otro día del clásico tuvo una discusión al aire con Gustavo López en la radio, una pelea más impresentable que él mismo dirigiendo. Si hay algo que a Laverni se lo puede acusar, es de beneficiar a un equipo, porque perjudica a todos por igual, sin distinción de colores, si hoy “benefició” a San Lorenzo es porque antes ya lo había perjudicado. Si hoy “perjudico” a Huracán, tal vez más adelante perjudique a un rival. Así expandiendo esta “cadena de horrores de Laverni”. Como diría Raimundi: “Laverni y la reputisima madre que te pario”, valido para cualquier hincha, sea de Huracán, San Lorenzo, FC Köln, River Plate, Elche…

Zamora se morfo 10 goles en los últimos dos partidos contra Boca. Muy regular lo del homónimo de Luis, se comió cinco en la Argentina y cinco en Venezuela. El partido de este martes parecía que iba a dar un zarpazo poniéndose 1-0 y yéndose al descanso con esa diferencia. Pero al comenzar el segundo tiempo, los defensores del conjunto venezolano tuvieron más problemas que David Luiz viendo venir a un delantero alemán y otra vez terminaron goleados. Los números marcan cuatro perdidos, 13 goles en contra y no ataja Julio Cesar…

Al que no le está yendo nada bien en esta Copa Libertadores, es a Marcelo Gallardo. River volvió a empatar y ahora ya no depende de sí mismo. En un grupo donde parece la guía telefónica por los nombres como Juan Aurich, no pudo hacer pie. Gallardo tampoco pudo dirigir por estar suspendido por decirle “sinvergüenza” al árbitro en el pasado partido. Para colmo de males este último jueves cuando recibió al equipo peruano lo paso por encima. Ataque tras ataque. Parecía una fantasía sexual de Chávez: palo, palo, travesaño. Y se lo vienen a empatar sobre el final. Como para cortarse las bolas en fetas. Claro por merecimientos no se suma puntos, sino el Banfield de Almeyda estaría clasificando a las próximas tres libertadores.

Por fin gano Gimnasia y Esgrima de La Plata en este torneo de 30 equipos (NdeR: Al término de esta edición perdió con Lanús). El lobo le gano en el último momento a Nueva Chicago y el que exploto fue Pedro Troglio. Tuvo un minuto de furia en el que se transformó en Raimundi y comenzó con todo a las puteadas contra un plateista que lo había puteado durante todo el partido, se calentó tanto que el Tano Pasman al lado suyo era Heidi con tres kilos de clonazepam. Tal fue el enojo del enrulado que quiso ir a buscar al plateista. Luego de tal episodio, pidió disculpas. Pero el “árbol” en el bosque ya había caído y como todo árbol caído, hicieron leña de él. Los mismos periodistas que la viven termeando, lo mataron. “Que no predica con el ejemplo”, “Que así no”. Se indignaron más que Mirtha Legrand almorzando en pizzas Uggis.

Hubo un animalito que nos tuvo en vilo a todos los argentinos, No, no fue ni Palacio ni Higuaín con sus definiciones en el mundial. El animalito en cuestión venia de Banfield y se trataba de una Boa. Si, una boa a la que supuestamente se le había escapado al dueño. En teoria buscaron en todos los recovecos posibles del hogar y no estaba. Solo falto adentro del pantalón de Juanito Cazares o de Mauricio Cuero. Mientras el periodismo emitía alertas como si se hubiese escapado el peladito de Brazzers en celo, encontraron a la viborita. Estaba en el placard. Una distracción más del dueño de la serpiente y ya puede integrar la defensa de Banfield.

Banco de Suplentes.
Teófilo Gutiérrez (Errador compulsivo, Funesmorista)
Rodolfo D’Onofrio (Desubicado, puteado)
Hincha de San Lorenzo que entro a la cancha (Cabezoide, Termazo)

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top