Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Huecos. Lo tendría el césped de River.
Luego del recital de Romeo Santos el césped de la cancha de River está en condiciones lamentables. “Tiene más agujeros que la cabeza de Adrián Bastia” comenta con lenguaje técnico un ingeniero agrónomo. River hoy enfrentara a Tigres por la Copa Libertadores y el campo de juego es motivo de protesta de Gallardo y compañía. “Más que Romeo Santos parece que acá toco Behemoth, Darkthrone o Gorgoroth” se enoja un colaborador de River. A pesar de que todos los ojos críticos se posaron sobre el cantante de bachata, el presidente de River, Rodolfo D’Onofrío, aseguro que la culpa no fue del recital, si de los encargados del mantenimiento del césped. Según el mandamás millonario, quien consulto con un ingeniero agrónomo, el problema se debió a una mala utilización de agroquímicos en el cambio de césped de verano a invierno. “El presidente de River hizo algo bien argentino, echarle la culpa al otro. Solo le faltó decir ‘Yo no arruine el césped, yo no eh’, a lo Ramón Díaz” confirma un dirigente que por temor a que Romeo Santos le cante al oído no da su nombre.

Luego de un parate en los recitales, motivo de una sanción impuesta por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires luego del recital de Iron Maiden, River volvió a realizar tales eventos en pos de un ingreso a las arcas del club. “Yo pensé que había sido el chupacabras eh, encontramos una vaca mutilada en un hueco árido del monumental y automáticamente pensé en eso, pero después nos aseguraron que Cavenaghi habia hecho un asado con los amigos por acá” desestima una excusa otro colaborador de D’Onofrio. “No sé si hoy la cancha esta para jugar, pero si no la podemos arreglar rápido, metemos un estacionamiento para ovnis y a otra cosa viejo, eso si habría que ver con los trapitos” afirma uno de los cancheros.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top