Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Alegría. La tiene Angelici. 
Una semana movidita vivió Boca Juniors. Ganó el primer superclásico de este 2015 con suplentes, se clasifico a la Libertadores en un polémico partido desempate —polémico por la forma, no por el encuentro en sí— y se retiró Juan Román Riquelme, el último ídolo xeneize. Ahora se vendrá, seguramente, el partido homenaje a JRR10 en la bombonera el cual será la última oportunidad para ver al 10 junto a la pelota en dicha cancha. “Riquelme nos hubiese avisado antes que se retiraba, así no le poníamos el césped a la bombonera y se iba a retirar a otro lado” afirma un allegado a Daniel Angelici. Deportivamente este 2015 no había comenzado bien, las cosas se enderezaron con la victoria ante River y luego contra Vélez. “Listo ahora solo falta meter algún refuerzo medio pelo, presentarlo como si fuese Cristiano Ronaldo y ya tiramos todo el 2015” se confía un dirigente que la suele termear cada vez que le acercan un micrófono.

“Desde que Angelici se tomó licencia que no vivíamos un periodo tan feliz en el club” se alegra un miembro opositor de la Comisión Directiva. “Esto es para los giles que dicen que Angelici no gano nada, entre el retiro de Riquelme y esta clasificación el Tano está viviendo su semana más exitosa en Boca” dice eufórico un allegado al presidente de Boca. “Cuando Daniel se enteró que Riquelme no iba a jugar más que esta con una sonrisa de oreja a oreja, ya destapo como 50 champagnes, tanta alegría seguida le va a hacer mal” se preocupa otro allegado.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top