Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)
Se terminó el torneo, si hace dos días ya. Se tendría que haber terminado antes pero River jugaba la final de la Copa Sudamericana, que ahora es importante pero cuando la ganó San Lorenzo o Lanús tenía el mismo valor que el pase del Ogro Fabbiani hoy en día. Ahora bien, me vienen a romper las pelotas a mí. ¿A quién jodemos con hacer un análisis un 16 de diciembre? Y jodelo al viejo si total el micro de jubilados recién sale a la costa en marzo. La puta que los pario, mocosos maleducados. Claro que escriba el viejo mientras ustedes se rascan el higo a cuatro manos. Se salvan que uno esta grande y le tiembla el pulso como para cagarlos a bastonazos. En fin, este es el diciembre más futbolero de los últimos años ¿Por qué? Y que se yo mi viejo, usted viene con cada pregunta. Pero la cosa es que todavía puede llegar a haber dos partidos importantísimos más. Por el mundial de clubes, San Lorenzo juega mañana con el Ancla no sé qué. Auck que se yo. Si no le llegan a ganar a un equipo de Nueva Zelanda, quédense todos allá en Marruecos. Total con lo que Ortigoza tiene adentro de la joroba puede subsistir varios años. Pero si le ganamos al equipo ese, jugamos la final contra el Real Madrid. Todavía no le gano al Cruz Azul pero es seguro que jugaremos contra el Real Madrid, aunque no hay que subestimar a nadie hoy en día pero para serle sincero, si me toca que me empernen en la final prefiero que sea Cristiano Ronaldo con todo su glamour y no Pavone. Lo bueno es que si mi San Lorenzo llega a la final, tiene muchas chances de salir campeón ¿Por qué? Porque no lo tenemos a Palacio ni a Higuaín. ¿A qué viene todo esto? Ah sí, a que salió campeón Racing.

Tendrían que haber empezado ambos partidos al mismo tiempo, pero empezó el de River contra Quilmes primero, por las dudas que lo suspendan arrancaron de queruza. Si River pensaba que esto era fácil, se equivocó, los jugadores de Quilmes estaban más intratables que los muchachitos que querían suspender el encuentro. River tenía la iniciativa pero Quilmes estaba más fuerte que las hijas de Blanco. Mora tuvo una que la pico pero se la sacaron justo. Las noticias que llegaban desde Racing eran favorables pero el conjunto millonario se parecía a mí sin la pastillita azul, no la podía meter.  Mientras tanto del otro lado del alambrado la cosa empezaba a ponerse más pesada que una amante del Kun Agüero. En el segundo tiempo River volvió a tener la iniciativa frente a un Quilmes que estaba más preocupado en juntar el 15% para que vuelva Caruso Lombardi. Llego la mala noticia desde Racing, pero así y todo Carlos Sánchez se mandó un golazo para la estadística, luego el partido se suspendería y a otra cosa.

Racing tenía más nervios que Leo Fariña cuando se le cayó el jabón en la cárcel. Enfrente estaba Godoy Cruz que durante los primeros minutos generó menos peligro que Cachito Vigil mirando bananas en piyamas. Los minutos pasaban y Racing que atacaba no podía dar la última puntada y siempre terminaba chocando contra Moyano. ¿Se entiende? Moyano, choque camiones, juajua es buenísimo… Bueno, perdone usted mi viejo. La cosa es que Racing por más que intentaba no podía y tenía más tensión encima que el peladito de Brazzers en una vena de la chota. Así se fue el primer tiempo. En el complemento y ni bien arrancó apareció el wachidelantero re piola para meter el 1-0, en realidad Rolando García Guerreño la reventó hacia adentro cuando quiso rechazar el cabezazo de Centurión. Desde el minuto cuatro que los hinchas y Cocca pedían que el partido terminara. Con el 1-0 en contra Godoy Cruz reaccionó pero moderadamente. En primer lugar de delantero estaba Ramírez, que tarda dos horas en girar sobre su propio eje y Ayoví estaba más preocupado tirando lujos para demostrarse que por atacar, al moreno solo le faltaba la botellita arriba de la cabeza y el cartel de “se vende”. De a poco Racing iba desesperándose, encima River estaba ganando uno a cero. Hauche iba a marcar un gol, pero se lo iban a anular por ser Hauche. Godoy Cruz empezó a llegar y si no fuese por Lollo, el Tomba hubiese puesto el empate y a mí me hubiesen puesto a escribir el análisis del partido desempate. Por suerte para los de Racing no pasó nada más y pudo festejar. Y yo puedo irme a la puta madre que lo pario. Felices Fiestas.

(*) No pibe, no se coma todos los amagues, no es el nene de verdad es una parodia.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top