Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Gaspar Servio (Arquero de Banfield, bestia, calentón, autito chocador); Leo Mayer (Tenista, Holanda del Tenis, cangrejo); Mauro Vigliano (Arbitro, no vidente); Edgardo Bauza (Entrenador de San Lorenzo, ); Cristian Fabbiani (Jugador del Sport Boys, ex jugador, relleno de humo); Diego Brancatelli (Panelista, periodista, vendedor de humo oficialista)

Abajo: Lluvia (fenómeno atmosférico de tipo acuático,  precipitación de partículas líquidas de agua, Complicadora de partidos, creadora de excusas); Excursionistas (Club de Belgrano, equipo de la primera C, venden merca); Marcelo Gallardo (Entrenador de River Plate, Guardiolista, Rinusmichelista, Michelplatinista); Carlos Bilardo (Ex entrenador, ex manager de selecciones nacionales, ex candidato a vice presidente de Estudiantes, candidato a presidente de la AFA, demente); José “Turu” Flores (Entrenador de Vélez, ex entrenador de Vélez a partir de diciembre)

Selección
Parecía que Banfield estaba cerca de sumar tres puntos de local, cosa que no se le viene dando desde el partido contra Tigre, sin embargo Gaspar Servio salió peor que foto de documento de Falcioni y se lo iba a llevar puesto a Tagliafico, compañero suyo. Ambos quedaron tendidos en el suelo y Belgrano aprovecharía el error para empatar el partido. Todavía es recordado el desliz ante Defensa y Justicia, partido que el Taladro perdió por ese error. Pero la cosa no término allí, se supo que el arquero demostró tener manos y se las puso encima a un periodista partidario de la página “Soy De Banfield”, web enfrentada políticamente con la actual dirigencia. En dicho medio habían “matado” al arquero cosa que provoco la reacción del arquero. La cosa termino mal luego de una práctica. La cuestión es que el periodista —Guido Cichello su nombre— no fue el que escribió la nota, pero la ligó él… El periodista agredido le echo la culpa de la agresión al presidente de Banfield y se armó más quilombo que en el peinado de Bastia, Servio le dio dos puntos a Belgrano además de darle letra a la oposición en un Banfield cada día más politizado en donde el Duhaldismo se está trenzando con el Mariottismo en una batalla encarnizada. A veces algunos periodistas se van de Boca más que el Diego delante de una cámara, pero la respuesta no es la violencia. Si Servio hubiese usado las manos para atajar, se evitaban todos estos quilombos.

Si un partido de tenis pudiese compararse con alguno de fútbol, el partido de Leo Mayer tal vez pueda compararse con aquel partido de final de Champions del ’99 que el Bayern Münich perdió contra el Manchester United por 2-1, tras ir ganando por 1-0 hasta el minuto 91 y terminar perdiendo el partido dos minutos más tarde. Leo Mayer tuvo cinco match points y en uno de esos estaba a un pequeñísimo paso de la gloria pero la “Rodrigopalació” toda. La pelota dio en el fleje y término de su lado. Federer luego comentaría que tal vez fue la mayor remontada de su vida.

Si existiese un ranking de puteados del fin de semana, Mauro Vigliano estaría primero y clasificando a alguna competición internacional. Además de que la lluvia entorpeció el campo de juego le llovieron críticas, puteadas y un párate. En primer lugar, con el diluvio caído la pelota no rodaba, hacia patito. Ya con el partido de waterpolo iniciado, entre que no se veía un carajo con la lluvia sumado a que Vigliano ve menos que Stevie Wonder en la oscuridad; imagino una mano de Gago y cobro penal. A simple vista y a “velocidad normal”, parecía mano, luego con las repeticiones era claro que no lo fue. Es discutible, pero lo rajo a Gago. Tal vez para que no se lesione o no se siga mojando el pelito. Lo cierto es que lo expulsó a pesar de que Orión en esa jugada estaba como “último hombre”. Vigliano en el segundo tiempo también fue una sinfonía de errores. Patadas que no vio, dejó pegar, debería haber expulsado a Mercado y sancionar o advertir a los jugadores de Boca que hacían tiempo o que protestaban exageradamente. Encima su asistente levanto la bandera en una jugada que terminaba en gol de River. Se lo vio lejos de las jugadas, a las cuales no llegaba ni con un jet ski. Ahora lo pararon y según deslizaron dirigiría en el Nacional B. Y claro, el “Vigliano, no fue mano” se hizo remera. Hablando de la lluvia, a pesar de que fue un parto para los 22 jugadores jugar en un terreno que estaba más inundado que Venecia, sin embargo las precipitaciones dieron lugar a todo tipo de chicanas post partido. Lo más escuchado fue del lado de River. “Si el campo hubiese estado seco, River se iba con dos o tres goles de diferencia”. Arruabarrena declaro que la lluvia le cortó el juego a Boca. Solo le faltó a Vigliano utilizar la excusa de la lluvia para no admitir su ceguera. A principio de semana habíamos puesto a la “lluvia” en el podio de la fecha como algo de lo “mejor” de la misma ¿Por qué esta ahora acá en el antiequipo? Simple: somos unos incoherentes de mierda.

San Lorenzo sigue más irregular que la joroba de Ortigoza y Edgardo Bauza ya no sabe qué hacer para devolver al cuervo a la senda de la victoria. Algunos hinchas ya se les pasó la dulzura de la Copa, están pidiendo que los jugadores “entreguen” un poco más, cosa que indigno a Fava. Por lo pronto Bauza ya está pensando en el mundial de clubes y en ver como parar a Cristiano Ronaldo, a quien seguramente la única forma de asustarlo es que Buffarini le muestre su corte de pelo.

Estallo una extraña y bizarra pelea entre Cristian Fabbiani y Diego Brancatelli. Una pelea que no se sabe porque se inició y ni sabe porque se pelean. Una pelea acorde a sus protagonistas por la cantidad de humo derramada. Fabbiani de gran presente —acá inserte todos los (???) que desee— tiro un tweet en el cual ponía una foto de Brancatelli diciendo “como te cagaría a trompadas”. Brancatelli no le contesto directamente a Fabbiani, quien no está gordo sino que retiene bastante humo, y en medio de un debate en Intratables que nada tenía que ver, menciono el caso. Una pelea en la que nadie sabe cómo empezó y nadie sabe cómo va a terminar, esperemos que el humo derramado no sea negociado.
Si algo le faltaba al fútbol argentino era que un club vendiese papusa, merluza, cocarda… Ese club es Excursionistas, en donde hay más “pases” que en un equipo de Guardiola. La “dura” realidad es que Gendarmería allano el club, encontró cosas más raras que los sacos de Azzaro e incauto: un kilo y medio de marihuana, 650 gramos de cocaína, 40 gramos de semillas de cannabis, 127.000 pesos, 2.000 dólares y un arma de guerra calibre 380 con 80 proyectiles. Lejos de ponerse colorado, el presidente de la institución —Ángel Lozano— sostuvo que "En un alto porcentaje de clubes se vende droga". Y claro, es re común ir al club, pagar la cuota y que con el talón de pago te den 200 gramos de mandanga. Algunos personajes del mundo del fútbol ya preguntaron si hacen descuentos para socios. Un equipo en donde los rústicos no son burros, son “mulas”.

¿Cuantos partidos perdió Marcelo Gallardo? Ninguno. Pero River no gana desde aquel partido contra Arsenal y le agarro una “empatitis” que le permitió a Lanús ponerse a un punto y a Central sacarlo de la Copa por penales. Van Gaallardo se quedo afuera de la lucha por la triple corona —Copa Argentina, pero todavía sigue en carrera por el Torneo local y la sudamericana— y los rivales parecen que ya le encontraron la vuelta a la “Gallardeta”.

Carlos Salvador Bilardo perdió este fin de semana como candidato a vicepresidente de Estudiantes —Enrique Lombardi iba como presidente— frente a Juan Sebastián Verón por paliza.  El ex entrenador de la selección argentina se enojó con todos los integrantes de la lista por cómo se manejaron. Yo no manejé nada, iba dónde me decían y así nos fue. No fui Carlos, fui un Carlitos" dijo traductor mediante. Pero lejos de amedrentarse, el doctor va por más y se auto postuló a Presidente de la AFA…  Si bien el “Narigón” tiene pergaminos deportivos (Campeón y subcampeón del mundo por ejemplo) no los tiene como dirigente, puesto que no fue nunca ni vice ni presidente por tres años de ningún club. Gracia’ Dio’. Por lo menos podría ir en fórmula presidencial con Daniel Vila, en la AFA paralela seguro salen electos.

El Vélez de José “Turu” Flores esta en caída libre. Viene de perder dos partidos al hilo y desde la fecha 4 que no conoce la victoria. La dirigencia le quiere dar el olivo, pero no ahora sino en diciembre. Ya suenan como posibles remplazantes, Carlos Bianchi y la posible vuelta de Gareca. Mientras el “Turu” en un clima de “medio despedido” tiene que enderezar la nave.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top