Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)

¿Otro análisis más? Por qué no se dejan de hinchar los huevos mi viejo. Estoy laburando más que la defensa de Hong Kong y por un sueldo de un esclavo asiático cosiendo camisetas de primeras marcas. Ahora es el turno de la fecha once que se terminó y donde River le saco cuatro puntos al segundo que es Lanús.  Se cagaron todos los perseguidores, se cagaron mi viejo. Tenían que ganar y uno perdió y el otro iba ganando dos a cero y se lo dieron vuelta. Independiente casi lo pierde contra Defensa y Justicia. Esto es como ir a un boliche, una mina que esta buenísima pero que esta con un flaco que no es el novio pero que se la viene hablando desde hace rato, este último se va y la pendeja queda sola. Tenés todo para ir a chamuyartela pero te demoras boludamente queriendo ir a buscar un trago o pelotudeando con tus amigos. Cuestión que el otro flaco vuelve y te tenés que procesar los huevos con una minipimer. Bueno así de boludo están los perseguidores de River. Igualmente como viene la mano, hasta Vélez que no ganaba en el torneo desde hace 6 meses que gano y quedo solo a siete puntos. Este torneo termina con el campeón con 32 puntos y el último con 29.


Mira a Alfaro, así con esa cara de defensivo se clavó cuatro victorias. Durante el principio manejo todo Tigre. Rincón se movía más que Guido Kaczka pidiendo la repe. A los tres minutos Itabel iba a tener una de las más claras, iba a pegarle al travesaño. Si Chávez estaba mirando el partido seguro que se sintió triste. Después de un dominio de más o menos 15 minutos el partido se apagó más rápido que el secador de pelo de Bastia. Fue un embole hasta los 33 que Javi García salvo milagrosamente a Tigre. Ya en el complemento Tigre siguió dominando, y así llego el penal. Mano boluda de Quiroga. El “Chino” Luna metió el penal y fue el 1-0. Con el gol, Alfaro agarro las llaves y cerro el partido. La Figura: Alfaro debería ser guardia cárcel, no se le escapa ningún preso. Una vez que cierra el partido no entra ni sale más nadie.

Godoy Cruz venia más golpeado que las bolas de un actor porno. Lanús en cambio podía ser puntero pero la cagaron.  Lanús empezó con todo. De entrada aviso Godoy Cruz, no había pasado un minuto que ya los mendocinos metieron un disparo que paso cerquísima. Fue un lindo ida y vuelta, y acá pondría el chiste de Chávez con los idas y vuelta pero ya lo quemé tanto que no da. Atacaba Lanús, devolvía el Tomba. Pero pasaban los minutos y no había goles. Qué carajo me importa a mi si hay muchos ataques ¿Qué soy Almeyda yo? Pero a los 40 minutos aparecería Víctor Ayala, córtate el pelo como hombre pareces un payaso, y puso el 1-0. Así se fueron al descanso. El segundo tiempo recién empezaba y Silva adelantaría a Lanús 2-0. Según el incoherente de Bilardo es el peor de los resultados. Este no fue la excepción a la regla y fue Ramírez, el tito Ramírez que cada vez está más parecido a una morsa de verdad, fue el que descontó. Pero la ola de goles seguiría y uno de los millones de Ayoví ecuatorianos metió el empate.  Lanús estaba más perdido que Tapia leyendo a Heidegger y fue entonces cuando Godoy Cruz le metió la estocada final. Llego el tercero, Aquino… Aquí  no va a ser puntero Lanús… perdón, la falta de medicación hacen estas cosas. Lanús diezmado como estaba logro el empate por intermedio de Romero. Siguieron atacándose hasta el final  pero ya no les quedaba municiones. La Figura: Si Silva sumara un gol por cada gesto que hace tendría más goles que Pelé y yo juntos.

Dos equipos que venían a los tumbos como borrachos. El que se recupero fue Vélez. Ya de entrada el fortín fue el que manejo los hilos del partido. Olimpo estaba completamente borrado de la cancha. A los 19 Sebastián Domínguez puso el primer tanto de la noche.  Cabezazo y a cobrar. Brian Ferreira tan solo tres minutos más tarde iba a aprovechar que el conito de helado que tenían pegados los del fondo de Olimpo iba a salir horrible. Dos a cero en menos de tres minutos y a Olimpo se le derrumbaba cualquier tipo de ambición. Pero sobre el final de este primer tiempo, Adrián Martínez iba a darle una esperanza al conjunto visitante tras aprovechar que en esta oportunidad era a los defensores de Vélez a los que les chorreaba el conito de helado. En el segundo tiempo Vélez dominaba pero no era contundente. A los 22 Pratto se aprovechó de todos los defensores de Olimpo y clavo el 3-1. Estos muchachos del fondo de Olimpo no paraban ni al bondi en un metrobus. Rolón tuvo su chance de aumentar el marcador pero la pelota impacto en el travesaño. Ya cuando se terminaba Ramiro Cáseres le dio de volea y la colgó en un ángulo mientras los defensores de Olimpo estaban más boludos que Funes Mori sacándose selfis. La Figura:  Perazzo va a tener más laburo que el nutricionista de Fabbiani.

Si este partido hubiese sido un partido de lucha grecorromana hubiese sido un partidazo. Pero como era fútbol y se luchó más de lo que se jugó, fue un quemo para la vista. Pelotazo a la nada, imprecisiones, marcaciones fuertes. Un primer tiempo ideal para pegarse una conjuntivitis. En el complemento la cosa mejoro algo porque por lo menos hubo goles. Furch ni bien comenzado esta parte puso el 1-0. Uno supondría que el partido iba a mejorar, pero fue como si estuviesen cero a cero. Empataría Martínez. Un partido que fue un trámite, por lo aburrido, por la espera y por lo interminable. La Figura: El perrito.

Un partido para ver para que estaba Racing. Pero la cosa es que el “pincha” le puso bastantes suplentes a Racing y hasta Hauche hizo un gol. Pero vayamos por porcentajes como diría Bragarnik. A los 7 minutos ya ganaba con un gol de Milito quien cada día está más parecido a Rocky gritando “Adriana”. Racing controlaba la pelota como mi suegra me controla a mí. Estudiantes no generaba peligro y Saja estaba tan al pedo que pudo diagramar su próxima camarilla tranquilo. A los 28 Bou, Gustavo Bou iba a poner el 2-0. El goleador que callo a todo el mundo y que seguirá dándole satisfacciones a la gente de Racing y a Bragarnik, puso el 2-0 y la academia con este resultado estaba más tranquilo que Niembro con Travel Ace Assitans. En el segundo tiempo la cosa siguió igual. Racing dominando pero echado más atrás y Estudiantes pensando en el partido por la Copa Sudamericana. Así a los 28 otra vez LeBOUdonski puso el 3-0 y el 4-0 lo mando a la red Hauche. La Figura: Por cómo estaba la defensa del pincharrata creo que hasta Palacio metía un gol por sobre el arquero. Bueno tampoco hay que exagerar tanto.

(*) No es el Nene posta, no se boludon pibe no se coma los amagues, esto es una parodia

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top