Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Gaspar Servio (Arquero de Banfield, equivocado serial, piantapuntos); Rodolfo Arruabarrena (Entrenador de Boca Juniors, bajonero); Mariano Echeverría (Jugador de Boca Juniors, tribunero, bocón, catastrófico, apocalíptico); Periodismo deportivo (Petardista, vendehúmos, mala leche); Guss Hiddink (Entrenador de Holanda, inútil); Mesut Özil (Jugador del Arsenal, icardista, cocoamelista, sin código, pata de lana, cruzapuente)

Abajo: Selección de Albania (Quilomberos, anti serbios) Selección de Serbia (Quilomberos, anti albanos); Deportivo Roca (Equipo del Torneo Federal A, boxeadores); Club Cipoletti (Equipo del Torneo Federal A, boxeadores); Joachim Löw (Entrenador de Alemania, relajado, pinta de modisto gay, sommelier de mocos)

Selección
El pobre Gaspar Servio parece un abonado a esta sección, pero lo cierto es que el portero de Banfield volvió a equivocarse y otra vez el conjunto de Almeyda dejo puntos en el camino. En esta ocasión fue frente a Atlético Rafaela, el arquero saco mal y la Crema aprovecho esa mala salida para poner el 2-0. Luego Banfield lo iba a dar vuelta. Pero otra vez se le escaparon dos puntos al Taladro y la pelota a Servio.

Semana “catastrófica” para Boca. El conjunto de Rodolfo Arruabarrena está sufriendo una merma en el juego desde el aquel encuentro que Racing le dio vuelta cuando se completó el tiempo que faltaba por la suspensión.  Esta vez le toco perder contra el nuevito equipo de Deportivo Capiatá por la Sudamericana. Pero en la previa se habló más que Bielsa en una conferencia de prensa. Mariano Echeverría dijo que “quedar eliminado por Capiatá sería una catástrofe”, sin ánimo de defender a Echeverría, el defensor parecido a Azzaro lo dio a entender en cuanto a historia y bla. Fue algo tribunero en sus declaraciones, si pero el periodismo deportivo se encargó de acercarle 2.000 litros de nafta al fosforo que el ex arsenal había prendido. Desde el lado de Capiatá no se tomaron de forma superflua el asunto e Irrazabal salió con los tapones de punta a lo Krupoviesa. Con la derrota consumada el periodismo prendió la picadora de carne y el titulo más común fue “humillante derrota”… ¿Humillante? ¿Por qué? ¿Por qué era un equipo modesto? ¿Humilde quizás? Humillante es perder 7-1. Humillante es perder con escándalo, con la mayoría jugadores expulsados, con un partido lleno de incidentes. Si bien muchos titulares “jugaron” con lo de Catástrofe, la mayoría trato de pegarle a Boca. Humillante es la tarea que hacen algunos periodistas, lamentablemente, que por querer pegarle a Boca, rebajo y ensució a un dignísimo equipo Capiateño, todo claro gracias a que Echeverría abrió la boca. Hasta ahora la única “Catá”strofe es el Cata Díaz marcando en la época de Bianchi.

Y hablando de derrotas ante equipos con poca historia, es el turno de la Holanda de Guss Hiddink quien perdió ante la sorpresa europea: Islandia que gano sus tres partidos disputados en estas eliminatorias. Holanda que había llegado a la semifinal en el último mundial y que quedo tercera se está quedando afuera de la próxima Eurocopa. Hasta ahora el país donde nació Jörk nunca le había ganado un partido al país donde reina el marido de Máxima. Solo un empate hace 32 años. Lo bueno es que si Holanda no clasifica, no va a perder una final.

Hay un nuevo integrante en el club de los “pata e’ lana”, el que saco el nuevo carnet es Mesut Özil. El jugador de la selección alemana fue acusado por un ex compañero, Christian Lell (“Lelo” para Özil) de haber querido levantarse a su novia hace un tiempo atrás. El ex compañero del jugador de origen turco público mensajes de “Whatsapp” de su ex novia en donde chateaba con Özil, cuando todavía estaban en pareja. La conclusión es que la actual pareja de Özil, Mandy Capristo, le pego un voleo y a otra cosa. La ex de Lell advirtió que iba a iniciarle acciones legales por presunto espionaje de datos personales", Lell por su parte también le hará juicio pero por asquerosa.

Hubo otro partido por las eliminatorias de la Euro, fue el encuentro que futbolísticamente tenía cero atractivo futbolístico pero con gran trayente bélico: Albania contra Serbia. Es histórica la rivalidad étnica entre las dos. El partido se jugó en Serbia y por temor a un estallido de violencia se jugó sin público visitante y tal como acá, esa medida fracaso porque en medio del partido bajo un drone provocando con una bandera albanesa —acá bajaría un grone, pero ese es otro tema— con la inscripción “Gran Albania” —movimiento nacionalista que sostiene partes de Grecia, República de Macedonia, Montenegro y Serbia; son partes de Albania—, la cosa es que el jugador serbio Stefan Mitrovic agarro la bandera como para bajar el drone y se pudrió todo. Los jugadores albaneses corrieron, se empujaron y comenzó la hecatombe, la debacle total, una seguidilla de hechos bochornosos que incluyeron a los jugadores de Serbia, a los de Albania, al árbitro inglés, a los hinchas serbios, a Gaspar Servio, a la UEFA… El partido se suspendió y nadie sabe a ciencia cierta cómo y cuándo continuara. Robert Letovic ¿Hay hooligans en Serbia?

Ya de este lado del continente, las batallas campales continuaron pero en un partido por el Torneo Federal A, más precisamente el clásico rionegrino: Deportivo Roca contra Cipolletti. Ganaba este último por uno a cero, hasta que el árbitro Facundo Espinosa (no es el actor) en una jugada —en un partido bastante caldeadito— saco una amarilla tras una protesta por un foul, luego empezaron a discutir los jugadores de ambos equipos y entre las escaramuzas comenzó la hecatombe, la debacle total, una seguidilla de hechos bochornosos que incluyeron a los jugadores de pirotecnia, piedras, público que ingresó a la cancha, el árbitro Pipo Cipollatti, el General Roca, Paolo Roca… el árbitro rajo rapidísimo y que los jugadores se arreglen. Hubo varios heridos. Desde Serbia dicen que no hay que ser tan violentos.

La selección alemana de Joachim Löw se relajó tanto que se está quedando afuera de la Eurocopa del 2016. Si bien faltan muchísimos partidos por disputarse y tiene más chances de entrar que Fabbiani al VIP de Esperanto, la “mannschaft” perdió de visitante contra Polonia e Irlanda de local se lo empato en tiempo de descuento. Esta tercero en el grupo y ahora juega contra… Gibraltar, equipo donde son 11 Funes Moris cansados. El desayunador de mocos luego de ganar el mundial no le está encontrando a un equipo que se está durmiendo en los laureles. Y claro, los rivales no tienen a un Palacio como para levantarles la moral rápidamente.


«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top