Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Diego Cocca (Entrenador de Racing, adicto a los jugadores de Bragarnik, maldeclarante); Roman Weidenfeller (Arquero de Alemania); Flavio Azzaro (Periodista, experimento de Fantino, acelerado, vendehumo compulsivo, dientón); Periodismo (Veletas, Anti Messi, fans de Messi, Contradictorios); Ricardo Gareca (Ex Entrenador del Palmeiras, consumidor de tinturas, desempleado); Don Patadon (Pagina web de humo, tribuneros, rejunte de vagos, ¿mufas?, ¿trae buena suerte?)


Abajo: Real Madrid (Club Español, desagradecidos, derrochadores de guita); Fabián Alegre (Ex Entrenador de Tigre, despedido, fan de gorritos de lana); Joachim Löw (Entrenador de Alemania, Campeón del mundo, Cosplayer eterno de Moe de los tres chiflados, comemocos, metrosexual); Daniel Angelici (Presidente de Boca, puteado, inútil); Andrés Chávez (Delantero de Boca, cometravas, Roñacastrista)

No fue una buena semana para Racing Club. Obviamente porque perdió el clásico a manos de Independiente, más allá de la actuación del árbitro, la gente ya lo está mirando medio cruzado a Diego Cocca, el entrenador procedente de Defensa y Justicia, tuvo menos luces para declarar que Funes Mori a la hora de definir.  "Prefiero perder con Independiente, pero pelear el campeonato". Sostuvo antes del clásico que luego se llevó el “Rojo”, el entrenador adicto a los jugadores de Bragarnik se mandó ese desliz poco tribunero y varios hinchas de la academia ya lo están cuestionando, no solo por perder el clásico sino también por hacer una “selección de Bragarnik” en medio de Avellaneda. Obviamente ahora solo le queda pelear el campeonato, antes que la gente (y sobre todo) Bragarnik se enojen.

Y hablando de enojos e hinchas de Racing. Los fanáticos de la Academia están que vuelan con el siempre polémico Flavio Azzaro. Resulta que este experimento pasado de revoluciones que creo Fantino, salió a decir que Independiente es el tercer grande, cuarto estaría Racing, su Racing. Los hinchas de Racing lo sepultaron bajo un tsunami de puteadas. Han pasado casi 120 años de futbol en la Argentina y aun no se dirime la cuestión sobre quien es más grande. Si aquel que tiene más hinchas, mas copas, mas aliento, etc. Lo cierto es que más de un hincha de Racing quiso cortarse las pelotas de bronca al escuchar las afirmaciones del Doctor Azzaro. Encima a don Azzaro, lo boludearon de Damián Rojo y el termo con patas de Alaluf, Flavio ni se inmuto. Desde acá opinamos que el único equipo grande es aquel del cual uno es hincha. Este en la D, la B, la C o en un intercountry.

Se jugó el partido amistoso entre Argentina y Alemania. La subcampeona del mundo le gano por 4 a 2 a la campeona del mundo dirigida por Joachim Löw. El equipo del entrenador hurgador de nariz no se pareció en lo más mínimo al equipo que jugó el mundial de Brasil. Una defensa más floja que la tanga de Wanda Nara, un medio campo más pacífico que Sabella en hamaca paraguaya y un delantero como Mario Gómez que erro más goles que Sand en los últimos dos años. El partido llego a estar cuatro a cero a favor de la argentina. Roman Weidenfeller quien había entrado iniciado el segundo tiempo no había tocado ni una pelota y había recibido dos goles, una situación poco feliz para el arquero alemán más viejo en debutar en su selección. Al final fue un 4-2 con un Di María brillante. Claro, podríamos haberle ganado 7-1 o 16-0 que de todas maneras la Copa iba a seguir siendo de Alemania. La puta que lo pario.

Messi renuncia a la selección porque no quiere recibir más críticas. Messi renuncia a la selección pero solo a jugar amistosos porque no quiere jugar por boludeces. Messi se tiro un pedo y empezó a hacer sabanita el asqueroso. Messi esto, Messi lo otro. El periodismo deportivo en la semana vivió un ida y vuelta con el 10 del Barcelona, que hizo recordar a Marcos Rojo desplegando toda su magia por el lateral durante el mundial. Tanto rompieron las bolas que tuvieron que Jorge Messi, padre/contador/representante/babysitter/jefe de prensa e Lio tuvo que salir a aclarar que el rosarino no iba a abandonar la selección. Si Messi juega, no lo hace como en el Barcelona. Si no juega es porque es un español que solo le interesa la guita. Si juega elige a los jugadores. Si no juega es un maricon. Marce un batallón de psicólogos para el periodismo deportivo.

Breve reseña de lo acontecido en los antiequipos de la página de Don Patadon en los últimos tiempos: Incluimos a Rojo porque su ex equipo portugués no lo dejaba irse al Manchester y encima lo colgaba ¿Cómo termino? Rojo en el Manchester. Lo mismo pasó con Di María. Almeyda perdió los dos primeros partidos del torneo, ingreso a este antiequipo y gano los dos partidos siguientes. Zielinski y Troglio no habían ganado ni un partido en el campeonato, los incluimos en esta sección y ganaron la fecha siguiente. Gallardo ingreso en la primera fecha por el pálido empate con Gimnasia y luego no paro de ganar. Hasta el “Cata” Díaz hizo un gol luego de pasar por esta sección. A todo esto aún no sabemos si catalogarnos como mufas o como amuleto de buena suerte. Por lo pronto solo entramos en la categoría de vendehúmos.

Di María está en un nivel fantástico, eso no es ninguna novedad. Pero sus ataques no lolo fueron contra el arco alemán el pasado miércoles. El rosarino se calentó con la dirigencia del Real Madrid y los mando completamente al frente. Fideo dijo que los directivos del equipo merengue, le habían escrito una carta —pleno 2014 y todavía con cartas, le hubiesen mandado un fax también— en donde le pidieron que no jugase la final. Según el mismo Di María, él desoyó esa petición y pidió jugar pero Sabella no quiso arriesgarlo (lo más arriesgado que hizo Sabella en estos últimos tres meses fue ir a la peluquería). Todo esto sale a la luz cuando Florentino Pérez, —presidente del Real Madrid, y quien debería ir en la imagen pero pusimos el escudo porque era más fácil— salió a decir que su club, no podía cumplir con las pretensiones económicas de Di María (y de Xabi Alonso), pobre Real Madrid, solo le queda 200 o 300 millones dólares para traer algún que otro jugador libre del ascenso argentino.

Se vino el primer partido de la era Arruabarrena en Boca, pero el hincha xeneize siguió con una antigua práctica: recontra híper putear a Daniel Angelici. A pesar de que el ciclo de Bianchi estaba casi terminado desde hace rato, el costo de haberlo echado lo pago íntegramente Angelici. A quien acusan de ser hincha de Huracán y de solo usar a Boca como un trampolín político. Encima ahora tiene que ver cómo le rescindirán el contrato al Virrey y tratar de que Boca pague lo menos posible. Las puteadas contra el “tano” se escucharon desde todos lados, al menos por ese lado Angelici absorbió la presión.

Hablando de Boca, Andrés Eliseo Chávez fue noticia por comerse un travesti. Es su vida privada, si quiere comerse un travesti o a la zaga central de deportivo trabuco, que lo haga. Es su vida sexual y a pesar de que este muchacho no se saca el balde de la cabeza ni para salir de levante, puede hacer de sus genitales un ludomatic y es problema de él. ¿Entonces por qué esta acá? Por PELOTUDO, así en mayúsculas. Metió un buen gol en Boca, el primero en dicho club y se habló un 1% de ese gol y un 99% de su adicción a los travestis. Como un boludo dejo el carnet de la Obra Social a mano y Mariana Rodríguez en venganza —porque según ella él lo había tratado mal— lo escracho por todos lados. Y claro, allí vinieron los chistes con este tema. Que a Palermo le regalaron un arco y que Chávez se conformaba con un travesaño. Hasta el mismo Chávez declararía que “hay trabas en el camino”. Encima ayer el Bambino Pons durante la transmisión del partido entre Boca y Central por la sudamericana, tiro un: “Chávez le pega al bulto”. Lo de Chávez fue un viaje de ida… y vuelta.

Y esta es la sección de desempleado del antiequipo: Lo fueron a Ricardo Gareca del Palmeiras, a Fabián Alegre de Tigre. El primero no pudo doblegar un equipo que arranco mal, perdió casi todos los partidos y que encima había ilusionado al Palmeiras. Lo de Fabián Alegre es más discutible, el “Leonardo Favio” de los entrenadores, por su look, fue echado de Tigre luego del empate ante Quilmes. Si bien desde que asumió el entrenador saco casi 50 puntos, parece ser que no le alcanzo para nada.

Precalientan para entrar

Hugo Moyano (Termo, siendo presidente de Independiente la termeo diciendo: "Racing está reclamando la Asignación Universal por hijo")
Fernando Rapallini (Ciego)
Andrés Alaluf (Termoperiodista)

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top