Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Edu (*)
Buenas tardes, mi nombre es Eduardo y esto es el análisis de la fecha. Esta fue la fecha donde se jugó el clásico del sur y donde hubo dos partidos suspendidos por condiciones climáticas. Quisiera hablar unos segundos de este señor Almeyda. Todo el mundo dice que su equipo juega bien. Ajá ¿Entonces por qué no gana? Claro hoy está el verso ese de jugar bien. “Vayamos a la chanca a pasar un buen rato”. Decir eso y decir “Fumemos un porrito y pasemos el tiempo”, es exactamente lo mismo. Pero claro, todo el mundo lo festeja. Este señor perdió cinco de siete partidos pero están todos aplaudiéndolo. Déjeme decirle algo, estos periodistas chupaculos están “Ay, qué bien juega el equipo de Almeyda”. Pero claro, hoy hacer jugar bien a un equipo aunque pierda es para los vivos. Lo mismo que fumar marihuana.  Si uno no fuma es un facho, un estúpido de cuarta. Si uno admira un 4-4-2 es un antiguo de porquería y fascista. Este señor Almeyda, al igual que ese señor peladito español que está arruinando al Bayer Münich, están arruinando la cabeza de nuestros jóvenes ¿Desde cuándo se aplaude como una foca estupidizada cuando se pierde y se juega bien? Tenemos que replantearnos todos estos temas. En mis tiempos, un equipo podía jugar bien pero si perdía le reventábamos el micro a cascotazos. Pero ahora resulta que si un equipo juega bien y pierde dos, tres o cinco a cero, esta fenómeno, esta bárbaro. Es un viva la pepa. Fijémonos que mundo le estamos dejando a nuestros hijos. Buenas tardes, mi nombre es Eduardo.

Un partido con ocho goles. Ojala muchos partidos sean como este. Con muchos goles. Porque hoy señora, señor uno va a la cancha y si ve un gol, un solo gol, uno debe sentirse más que afortunado.  El señor Almidón cumplió con eso de que su equipo es ofensivo.  Y este otro señor Quatrocchi una vez que su equipo hace tres goles pierde, si es verdad la fecha pasada hizo cuatro. Pero no vivamos del recuerdo, los fumones viven del pasado y ni usted ni yo pretendemos ser así, está claro. El primer gol lo hizo Brian Sarmiento. Si este señor se cree con la capacidad de llevar semejante apellido, digo yo ¿Por qué no está estudiando? ¿Por qué no se hizo docente? Claro hoy es un viva la pepa. Si usted va a ser jugador de fútbol, quítese ese ilustre apellido por favor. Póngase Brian Bob Marley, Brian Federico Bal o esos nombres que usan ahora los cannabicos. Por suerte empato rápido Rodríguez. ¿Por qué digo por suerte? Porque fue por la pena máxima. Todas las penas tienen que ser así, máximas. Más allá de que el apodo de este señor sea el de “rusito” y me remita a los zurdos, a esos comunistas, la pena máxima está bien. Y por esta vía puso el 2-1 a los 7 minutos del segundo tiempo. Siete minutos más tarde iba a aparecer Riaño para poner el 3-1. Riaño ese chico que paso por Boca y que el señor Bianchi malgasto. Yo le quiero decir al señor Bianchi que me alegro mucho que se haya ido. Yo soy un gran admirador suyo, pero lo de usted fue lamentable. Se lo digo con todo respeto. Lo suyo es paupérrimo, lamentable. Por suerte se fue.  Quilmes no se iba a quedar atrás y Klusener a los 25 primero y Zacaria a los 40 iban a poner el empate. Al señor Almidón le empataban el partido. El señor Moyano, debía estar muy enojado. Pero por suerte para él volvió a aparecer Riaño. Y en tiempo agregado Mancuello iba a poner el 5-3 final. El Fumón: ¿Vio señor Bianchi que Riaño hacia goles?  

El superclásico del sur. Yo no sabía que River y Boca se habían mudado al sur. Ah, me dicen que el superclásico del sur son Lanús y Banfield. Ah mire usted. Como cambio la sociedad. Antes el clásico de Lanús era Talleres de Escalada y el de Banfield Los Andes. Mire usted. Como cambian las cosas. No, no tengo nada en contra de ellos, para nada. De ese señor Almeyda, ese señor que se tomó violentamente con varios policías para besarse el escudo de River frente a la tribuna de Boca y que hoy es un tipo respetuoso y cultor del buen fútbol ya hable antes. De esos dos mellizos pendencieros que se la pasaban insultando rivales e inventando penales, tampoco voy a hablar. Miren como son las cosas, como cambia todo. Los dos entrenadores de camorreros pasaron a ser tipos respetables. Así estamos también. Un primer tiempo en donde Banfield ataco más y llegó más pero también llego Lanús. En el segundo tiempo y a los dos minutos, Romero se encontró con un remate que hizo Braghieri y le quedo para darle y le dio. Así de suerte, como todo en este país. Lo atamos con alambre, lo atamos. Después el partido fue subiendo de tono. Ese chico Yeri escupió a un jovencito que alcanzaba balones. Una vergüenza, completamente denigrante ¿Cómo va a actuar así un profesional? Realmente una barbaridad. Diferente hubiese sido si este Yeri lo hubiese escupido porque este jovencito tomo un colegio. Ahí si lo aplaudiría de pie. Luego lo expulsarían a Tagliafico y ganaría Lanús que termino los últimos minutos defendiendo. Vergonzoso lo de este señor Guillermo, quien también se fue expulsado por faltarle el respeto al árbitro. Le faltó el respeto a la autoridad, muy bien el árbitro por echarlo. En el final el asunto se puso feo y se agarraron varios jugadores. Pero claro, ambos técnicos defienden el buen juego y el ataque. Vergonzoso. Así estamos. El Fumón: Ambos entrenadores claro está.

Gano Belgrano y no le sobro mucho. Un partido aburrido. El gol vino a los 14 minutos a los 13 minutos. Lo hizo Zelarayán ¿Qué le rayan a este señor? No será droga ¿no? Este señor me parece que está haciendo una clara apología de las drogas en ese apellido. Claramente habla sobre rayar y picar con una tarjeta. El Fumón: ¿Así que a usted se la rayan? Mire que bonito, debería estar preso usted por hacer apología de consumir y fumar drogas. Una vergüenza. Pero claro, los jueces que tenemos son un desastre.

Un partido donde Olimpo se cerró atrás y hacia un juego defensivo perfecto. A Newell’s no se le caía ni una idea. Nada. Fue un partido trabado en donde las acciones no prosperaban. Nadie piensa en la gente. Si yo voy a un teatro quiero ver actores. Si voy a un supermercado quiero ver productos. Si voy a un circo quiero ver payasos. Si voy a ver un partido de fútbol quiero ver goles. Y estos señores no hacían goles. Una vergüenza. Partido que hacia apología de las drogas ¿Por qué? Porque era un partido duro, los que fuman marihuana están siempre duros. O bien para hacer pasar este partido como divertido había que fumar marihuana. Sobre el final vino el gol de Newell’s, que encima fue de penal. Una vergüenza, mientras tanto las autoridades de nuestro país miran a otro lado. El Fumón: Me gusta mucho el 9 de Olimpo. Vucetich, que lindo apellido, un apellido que impone respeto… ¿Ah es Vuletich? No, no me gusta entonces.

Llovió y la cancha fue un desastre. Pero más desastrosa fue la labor del señor Pitana. No voy a hablar de su apellido que incita a pitar cigarrillos de marihuana. Pero no se debió jugar. Ah me dicen que el árbitro no fue Pitana sino Beligoy. Lo cierto es que era imposible jugar, así como era imposible jugar es imposible que Saja ataje una y por eso Boca quedo ganando uno a cero. No hubo mucho. Una vergüenza que se haya jugado y suspendido. El Fumón: El sistema de drenaje de la cancha es una vergüenza. Señor Angelici debería usted renunciar, seguir los mismos pasos que Bianchi.
Arsenal River

El señor Gallardo y su Gallardoneta no se animó a jugar este partido. Una pena.

(*) No sea conchudo, no es el Edu de verdad, es una parodia deje de fumar marihuana.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top