Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por La Tía Virginia (*)
Hola, hola. Muy buenas tardes mis queridos. Qué lindo es volver a encontrarnos en estas líneas. La gente es muy linda y me manda cartitas pidiendo siempre que las lea al aire y que comente esta tan apasionada fecha. Y aquí estoy, sentada en este silloncito con mi vermucito a la espera de poder disfrutar junto con ustedes de estas maravillosas historias que nos vienen a contar todos estos jugadores del futbol argentino. Que lindos chicos que son todos. Ese Prichoda, un Felipito de Mafalda, que lindo. O ver como la defensa de Racing se arrastra en la cancha, ay estos chicos. Todas historias muy bellas mis lindos amiguitos. Antes jugamos un amistoso contra Alemania, le ganamos a los alemanes. Lástima que no fue en la final, que pena pero lo importante es que le ganamos al campeón. Lo goleamos o como dirían los chicos ahora: “les rompimos bien el ojete”. Ay qué lindo los chicos que dicen tantas cosas lindas. Bueno, basta de hablar y vamos a ver esta maravillosa fecha que paso mientras yo me tomo este rico destornilladorcito en compañía de todos ustedes disfrutando de patadas, puteadas y las otras cosas hermosas que nos brinda este maravilloso deporte.


Muchos pensaban que iba a ser un partido aburrido y si uno ve el resultado también lo pensaría. Esta mal, muy mal. Es feo tener prejuicios, muy feo. Tendrán jugadores medios burritos pero no, dieron un bonito espectáculo. Nos contaron una bella historia estos dos equipos. Fue un primer tiempo sin goles, pero hubo muchas situaciones. Hasta hubo un travesaño también, porque hay que incluir. Qué lindo es incluir al otro ¿No? No hubo caso y a pesar de que ambos arriesgaron en el primer tiempo no pudieron hacer goles, una pena. Pero ni bien empezado el segundo tiempo Sergio López iba a poner el uno a cero para el Tomba. Muy lindo gol, miren como pierden las marcas los chicos de Defensa. Mmmm, estos chicos que pierden todo. Ramírez pudo meter el segundo, pero la quiso picar. Se agrando y eso que es bastante grande eh. A los 23 Julito Rodríguez iba a poner el empate con un rebote que le quedo justito. Después el arquero se iba a lesionar, pero como no había amas cambios se iba a tener que quedar. Porque la vida es así, hay que afrontar los dolores y ponerle el pecho a lo que venga. Que linda historia. La Cartita: Me escribe esta bonita esquela, Christian. “Hola Virginia, te miro siempre, me gusta mucho el programa. TE quería comentar que yo soy representante. ¿Te gustaría que te represente? A los pocos minutos de haber firmado conmigo podes jugar en Racing. Pensalo”. Y este Christian, que pícaro.

Otra vez perdió Racing. Ay estos nenes. Hay que prestar más atención a la hora de contratar jugadores mis amigos. Empezó ganando Racing, con gol de Centurión. Que simpático este chico, esas orejitas, ese cortecito de pelo. Un Bombón de muchacho. Todo le sonreía a Racing, pero no hay que confiarse en esta vida. No, no. Porque la vida da vueltas, como en esa maravillosa historia que nos cuenta Will Smith en “Mingo y Aníbal contra los fantasmas”, una gran historia. Y así como la vida da vueltas, Lanús lo empezó a dar vuelta  a los 33 minutos con gol de Romero con un penal dudoso. ¿Fue mano? ¿Hubo intención? Muchas preguntas como en el programa de mi amigo Gerardo. Otro lindo chico y que bien juega. Y a los 44 González con un disparo fuerte. La muchachada racinguista insultaba a Coca y al árbitro. Hoy la gente piensa mal, yo creo que las personas se equivocan. Errar es humano y Merlos es muy humano. Ay pero estos chicos se acuerdan de la madre de Cocca, pero para el día de la madre falta todavía. En el segundo tiempo ingreso este chico Ayala con un raro corte de pelo, tenía tres estrellas. Qué lindo que la gente se exprese de forma natural en el pelo. Ahora Centurión iba a tener compañía en esto de los peinados raros. A los 49 Romero iba a poner el 3-1 definitivo. La Cartita: “Hola soy Diego de Avellaneda, hoy no podes perder un clásico,  traer jugadores de tu representante que ya te putean ¿Qué nos pasa como sociedad, Virginia?” Tenes razón Dieguito ¿Que nos pasó?

Están todos encantados con el equipo de Gallardo. Que simpático este chico con esos cachetitos redonditos, que hermoso. Y qué lindo juega su equipo. Pase para aquí. Pase para allá. Tiene más pases metidos que Robert Downey Jr. Que linda historia la de este River. En frente esta Tigre, que no tenía técnico por la salida de Alegre. Qué pena que lo hayan echado a Alegre. En esta sociedad hay historias tristes. Qué pena. River domino el partido de punta a punta y Mora fue el encargado de meter el primer tanto. Que linda historia la de Mora, me hace acordar a la de Will Smith en “Los colimbas al ataque”, gran película que nos muestra una bonita historia de vida. Tigre mucho no pudo hacer y así vino el segundo gol, otra Vez Mora, Morita ¿será algo de Pat Morita? Que buena película Karate Kid y que linda enseñanza nos deja. Maravilloso. La Cartita: “Hola Virginia, soy Daniel desde el exilio, todo el mundo habla de Mora y de Carlos Sánchez, te quiero decir que este equipo lo arme yo eh”. Ay Danielito, siempre queriéndote llevar crédito.

Volvió a ganar Boca. Desde la llegada de Arruabarrena que cambio mucho. Qué lindo el vasquito, que parecido que es a Sean Penn, ayyy por favor. Maravilloso ese parecido. Fue un partido aburrido, como esas películas largas y densas donde mucho no se entiende. Un primer y segundo tiempo muy parecido por los bostezos. Los bostezos son el ronquido del alma. Qué lindo es bostezar, habría que bostezar más. Pero bueno, todo parecía que terminaba en empate hasta que Emanuel Gigliotti. No hubo mucho más. La Cartita: “Tía Virginia, buenas tarde, soy Diego Ceballos, quería hacer un poco de catarsis con vos. Hoy en día no se puede alentar a los jugadores de Boca que ya te dicen que influiste en el resultado del partido, una injusticia”. Ay Corazón, no sabes cuantas injusticias que hay en esta vida.

Gano Quilmes, su primer partido. Qué lindo, maravilloso y como goleo el conjunto de Aníbal Fernández. Parecía que Quatrocchi estaba en la cuerda floja pero fueron a salvarlos sus jugadores, tal como hizo Pedro Alfonso en “Rescatando al soldado Ryan”. Que linda película. Los goles de Quilmes fueron de Bryan Sarmiento, Gonzalo M. Klusener, Nicolás López, Adrián Fernández. La Cartita: “Soy Martin de Sarandí, te quería decir algo, cortito pero que me sale del corazón, de las entrañas: VAMOS MANAOS” Ay Martincito, seguro que te sale de las entrañas.

(*) Cualquier similitud con un personaje televisivo de similares características, es una casualidad maravillosa.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top