Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer Puesto: Carlos Sánchez (Jugador de River, rendidor, rescatado)

Segundo Puesto: Lucas Pratto (Jugador de Vélez, goleador, oso, caro pero rendidor, rellenito)

Tercer puesto: Marcelo Bielsa (Entrenador del Olympique de Marsella, meticuloso, detallista, hinchapelota, demente)

Otra fecha en la que el River de Marcelo Gallardo volvió a mostrar un buen fútbol  a golear. Mucha responsabilidad de ello la tuvo Carlos Sánchez el jugador homónimo del humorista, hizo despertar sonrisas en todo River teniendo una racha increíble. Al principio de su vuelta el jugador charrúa despertaba menos emociones que una partida de ajedrez con Sabella y Fernando De La Rúa, pero con el correr de los partidos se transformó en una pieza vital del conjunto dirigido por el holandés Marcelouis Van Gaallardo. Mete, las mete y hace jugar. Mejor que la meta, porque el volante debe tener un flor de zocotroco entre las gambas que si te llega a pegar en la cabeza con él, te duerme para toda la vida.

Otro que la está metiendo seguido y que no es Icardi, es Lucas Pratto. El delantero pretendido por River en su momento y por el que Vélez pidió más de 10 millones, volvió a marcar y a dejar a Vélez con un puntaje ideal: Cuatro ganados sobre cuatro disputados. El “oso” quedo como el referente de área tras la partida de Mauro Zarate y está cumpliendo su rol a la perfección. Un osito cariñoso con el gol.

Empezó mal pero el Olympique dirigido por Marcelo Bielsa repunto y gano dos partidos al hilo. El entrenador más minucioso y rompehuevos con su equipo goleo al Niza de Darío Cvitanich por 4-0. Hoy por hoy está segundo a dos puntos del Bordeaux que tiene nueve puntos en tres jugados (uno menos que el equipo de Bielsa). Semanas atrás el “loco” había dicho que el “más útil de sus colaboradores” y claro si el pobre interprete se tiene que fumar enterita las interminables conferencias y encima interpretarlas al mismo momento, un laburo que le quema el balero hasta a Robocop. Lo bueno del caso es que el jueves se cumplió 10 años de la obtención del oro en las olimpiadas de Atenas del 2004 (y si, si se cumplen diez años no van a ser las olimpiadas de 1992), logro que hasta ese entonces era el único que le faltaba a la Argentina en materia de futbol. No habremos pasado de ronda en el 2002 pero logramos la medalla de oro y Bielsa logro romper el record de horas tediosas y habladas, record que tenía Fidel Castro. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top