Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: AFA (Nido de garcas, matafutbol); Marcos Rojo (Crack mundial y universal, genio del balompié, retenido); Sporting Lisboa (Club portugués, garcas, egoístas); Carlos Bianchi (Entrenador de Boca, perdido, creador de defensas épicas, creador de defensas monstruosas); Marcelo Gallardo (Entrenador de River, ex arañador).

Abajo: Carlos Tapia (essjugado’, político, futuro intendente de San Miguel, cuchara); Diego Armando Maradona (Ex jugador, crack, desbocado, contradictorio, antitapia, ehehador compulsivo); Ricardo Gareca (Ex entrenador de Vélez, adicto a las tinturas, casi ex entrenador del Palmeiras); Carlos Bilardo (Ex entrenador de la selección, inentendible, ex coordinador de selecciones); Alberto Raimundi (periodista de Gimnasia, termo, derrapador profesional); Pep Guardiola (Entrenador del Bayern Münich, divorciado del tiki tiki).

Selección
Luego de un breve descanso de una semana retorna esta “clásica” sección de la página. Si algo había en este universo futbolero que no podía arruinarse más, ese algo era el torneo mutante de 30 equipos. Pero la AFA decidió arruinar más un torneo que ya estaba arruinado. Básicamente como tirar un balde de excremento en un pozo ciego. La cosa es que el ya deforme torneo de 30 equipos podría sufrir otra modificación: ser 32 equipos y que no exista descensos hasta el… 2016. Caruso Lombardi ya estaría presentando un recurso de amparo para que lo dejen laburar libremente. En la AFA están tan perdidos sin Grondona que en cualquier momento Segura confirma el uso de una Ouija para determinar qué carajo hacer con el torneo de 30/32/86  equipos. Perdón Don Julio. Volvé Don Julio.

Ni Cristiano Ronaldo, ni Messi, ni James Rodríguez, ni Schweinsteiger, ni Robben. La figura del mundial fue Marcos Rojo. Pero ahora el excelentísimo crack de la selección argentina está “preso” en el Sporting de Lisboa, su equipo. Antes del mundial la gente del club portugués era capaz de aceptar un canje de dos caramelos ½ hora por la mitad del pase de Rojo. Pero como “Marquinhos” solo juega de verdad por cosas importantes, en el mundial se revalorizo más que el kilo de tomate en verano. Lo cierto es que Rojo presiono para que lo vendan a Inglaterra pero el club portugués lejos de aceptar, sanciono a la estrella del lateral argentino. Egoístas, quieren que la magia se quede en Portugal.

Boca y River no arrancaron bien el torneo. El Boca de Carlos  Bianchi empeoro más que la nueva modificación del nuevo torneo. Defensivamente dio más ventajas atrás que el carnet de VIP en cocodrilo, genero menos juego que jugar a un solitario de piedra, papel o tijera y encima para colmo de males, Riquelme se mandó varios lujos y un gol con la camiseta de Argentinos Juniors. Encima para colmo de males, los rumores instalados por los periodistas —pero desmentido por Angelici— sostienen que los dirigentes ya están sondeando a Sabella. Debuto Marcelo Gallardo en el torneo con un River que está más desarmado que Teo Gutiérrez en los últimos seis meses. Su River tampoco genero juego y arriba generaba menos peligro que Cachito Vigil leyendo “Frutillitas”, todo hasta que entro Teo Gutiérrez, pero no pudo mantener la diferencia y Gimnasia —que casi lo gana en la última— lo empato y Gallardo quedo con más dudas que varios famosos confundiendo a Robbie con Robin Williams.

Hablando de Teo y del partido entre River y Gimnasia, el que derrapo fue Alberto Raimundi, relator de Gimnasia quien fue conocido por los términos de “Caperucitear”. El derrape vino por el lado del gol de Teo —quien luego levanto el guante y “respondió” por Twitter—. “A Teo lo tengo montado en un huevo, para mí es un negro de mierda que tiene un orto bárbaro”. Y si, es injustificable. Pero, y acá paramos la pelota, es hartamente conocida la forma de relatar de Raimundi como hincha, les puede gustar o no —hasta los mismos hinchas de Gimnasia están divididos en este tema—, pero era obvio que en algún momento iba a pegar una patinada más grande que Rodrigo Palacio y quedar completamente en off side como Funes Mori, porque habla sin filtros, como lo haría un hincha en pleno partido. Pero he aquí el meollo del asunto. El 95% de los hinchas en la cancha dicen frases como estas o peores. Si el INADI mandase inspectores solamente a las plateas de todos los equipos de primera y cobrara diez centavos multa por cada puteada del estilo, facturaría más que Coca Cola. Repetimos: no queremos defender a Raimundi ni mucho menos, pero que todos hayan saltado como carmelitas descalzas porque el relator de Gimnasia cometió un desliz —luego se disculpó públicamente— y cuando la mayoría delos hinchas putea peor es medio de careta ¿O es que ahora somos todos María José Lubertino? Si, está bien, lo dijo en una radio, lo dijo públicamente y está bien el rechazo general, pero creemos que no lo dijo con ánimo de discriminar. Pero al fin y al cabo lo dijo.  ¿Es repudiable un insulto de tal calibre? Completamente repudiable pero lamentablemente este tipo de improperios esta tan inserto en la sociedad futbolera —y en general—  argentina que es muy difícil de cambiarlo.

El domingo pasado, Diego Armando Maradona llamo al programa del Show del Fútbol para opinar sobre un par de cuestiones e invitar a Carlos Daniel Tapia a que se compre chicles y a reunirse en un mitin callejero a fin de aclarar algunas cuestiones que quedaron en el tintero. Luego de esta invitación Tapia hablo menos que Bernardo, el ayudante del zorro, en una marcha del silencio y Maradona tuvo un eterno y preocupante “eeeeh” palabra por medio. Lo importante del caso es que nos enteramos que después de cuatro años y medio, Maradona se la saco de adentro al Toti Pasman y curiosamente no lo dejo embarazado.
El “Brasil decime que se siente” termino con el mundial, sin embargo el que no se debe sentir bien en Brasil es Ricardo Gareca. El entrenador con el cabello de rubio N° 5 de Koleston no logra hacer pie en el vecino país y el Palmeiras se encuentra a solo un punto de los puestos de descenso. Bueno, esto recién empieza pero el blondo entrenador saco un solo punto de quince en juego, no apareció en la conferencia de prensa y encima ahora se le viene el clásico…

Carlos Salvador Bilardo dejo de ser el coordinador de selecciones nacionales, puesto que significa “el tipo que le hinchaba las pelotas a Sabella”. Si bien había dejado en claro hace un par de semanas atrás que no iba a continuar si molestaba, en la semana hizo efectiva su renuncia. Se extrañara su particular forma de hablar, inentendible como ouija en mano de un tipo con Parkinson.

El Bayern Münich de Pep Guardiola perdió contra el Dortmund por la Supercopa Alemana. Hasta aquí nada fuera de lo normal, dos equipos grandes, a veces gana uno, otras veces el otro, en fin. El tema es que Guardiola dijo que odia el “tiki tiki”. Esto fue lo que dijo: "Yo odio el tiquitaca. Lo odio. Es pasar el balón sin ninguna intención. Y esto no sirve para nada. No os creáis lo que dicen. ¡El Barça no tenía nada de tiki-tiki!". Cappa entro en un pozo depresivo después de oír eso. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top