Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Julio Grondona (Presidente de la AFA recientemente fallecido); AFA (Asociación de Futbol Argentino, Afanadores del Fútbol agrupados, Asesinos del Futbol aglutinados, grupo de huérfanos); Periodismo (Veletas, olvidadizos); Carlos Bianchi (Entrenador de Boca); Daniel “Cata” Díaz (Defensor de Boca, rustico, incapaz defensivo, lesionado).

Abajo: CABB (Confederación Argentina de Básquetbol, Imitadores de la AFA, garcas); Daniel Zanni (Ex presidente de la CABB, garca, renunciado); Emanuel Ginobilli (Jugador de Básquet, crack, lesionado); The Coyote (Mascota de San Antonio Spurs, garca, antifiesta, corta mambo, ortiva); Alejandro Sabella (ex entrenador de la selección, lento); Samuel Eto’o (Jugador camerunés, depredador, partucero).

Tal como los Papas, Julio Humberto Grondona murió ejerciendo el cargo y genero todo tipo de reacción, El primero, obviamente, fue en la Asociación del Fútbol Argentino, donde Don Julio gobernaba desde hace 35 años. La primera decisión de la “nueva vieja” AFA fue la de decretar un extenso duelo de 7 días y se suspendió la primera fecha.  A pesar de que Julio Grondona era una persona grande de edad y que tuvo algunas complicaciones de salud en el último tiempo, ¿Ningún miembro de la AFA pudo prever esto? ¿En serio creyeron que Don Julio era eterno? Lo cierto es que nadie pensó a futuro en cómo iban a seguir sin Grondona y ahora los dirigentes del fútbol argentino están más en bolas que Vicky Xipolitakis. Ahora seguramente buscaran otro “padre” de la AFA. ¿Por qué esta Grondona en este antiequipo? Porque se murió y dejo un quilombo terrible, cosa que no hubiese pasado —o si, porque los dirigentes en el fútbol argentino son tan inestables como el temperamento de Guillermo Barros Schelotto—, si Don Julio se hubiese jubilado hace tiempo.

La otra reacción vino por parte del periodismo. Algunos periodistas ultras antigrondonistas, confundieron respeto con olvido o con veletismo, otros optaron por un respetuoso silencio. Pero la mayoría pasaron de ser encarnizados antigrondonianos a ser Cherquis Bialos potenciados. Negar la importancia de Don Julio como presidente de la AFA y vice de la FIFA es de necio, pero también hay que recordar que tuvo más claroscuros que la cabellera de las ultimas novias del Diego. Antes de Grondona había cinco equipos —los grandes, claro está— que manejaban el fútbol en la República Argentina, a partir de 1979, hubo un solo grande que manejaba todo: Don Julio. Esperemos que en esta nueva etapa de cambios que comienzan, no sean ni cinco, ni uno: que sean todos los que puedan decidir libremente. Obviamente también estuvieron los periodistas que siempre fueron afines al poder de la AFA, esos no fueron veletas pero lugar de darle un último saludo le dieron una última chupada de medias.

Antes de todo este quilombo hubo fútbol y el “nuevo” Boca de Carlos Bianchi se pareció al “viejo” Boca de Bianchi del semestre pasado. No solo le fue mal en los amistosos de este futbol de receso, sino que el sábado pasado se quedó afuera de la Copa Argentina a manos de Huracán. Carlos Bianchi en la conferencia de prensa se mostró más caliente que Pagani con abstinencia de alcohol y dijo que Boca tuvo errores de principiantes. Luego en el vestuario tuvo un duro discurso y dijo que "nos hizo un gol uno más gordo que yo” por Wanchope Abila. El tema es que el Cata Díaz últimamente no para ni a un luchador de sumo con ojotas mojadas y encima se lesiono.

La AFA se quedó sin presidente por la muerte de Julio Grondona. La CABB también se quedó sin presidente pero no por una muerte, sino porque desde hace días estallo un conflicto entre los jugadores de la generación dorada y el ahora ex mandamás Daniel Zanni. El tema en cuestión es que la generación dorada se cansó de la degeneración robada de dirigentes en la Confederación Argentina de Básquetbol y se le plantaron. Los jugadores amagaron con no ir al mundial porque la Confederación no tiene para pagarle los sueldos y el seguro.  Ahí nomás surge el tribunerismo de “Eh putos, jueguen por la camiseta, gatos, ustedes cobran contratos de ENE BE A”, pero la cosa es que no solo ellos no están cobran al día sus salarios, sino que los trabajadores de la CABB en su totalidad tampoco cobran. El tema principal es que la CABB tiene deudas por más de 20 millones de pesos y que chorearon más que la banda del gordo Valor. La cosa es que hace poco asumió Daniel Zanni en lugar de German Vaccaro, pero el cambio fue para que nada cambie. Todo siguió igual, Zanni a pesar de decir que recién asumía, que ahora iba a empezar con el cambio, que no iba a renunciar y bla bla bla, termino renunciado por pedido de la Secretaria de Deportes.  Es más fácil hacer entrar un camello por el ojo de una aguja que encontrar un dirigente limpio y transparente en la Argentina.

Hablando de Básquet, el otro tema de la semana fue la “bajada” de Manu Ginobilli del mundial de básquet porque San Antonio Spurs se puso la gorra. El conjunto texano aplico una cláusula del acuerdo FIBA-NBA en donde no autorizaba a Ginobilli a jugar el mundial debido a la reciente lesión del bahiense. Según comentaron los expertos, si San Antonio no quiere, el jugador no puede jugar el mundial por más que quiera desobedecer ya que la FIBA tampoco aceptaría. Lo único que le quedaría es poner un abogado o rescindir el contrato. A Manu le cortaron los brazos.

Parece que ya pasaron cinco años, pero el martes pasado Alejandro Sabella le dijo a Julio Grondona que no iba a seguir al frente de la selección nacional. Sabella había pedido unos días para decidir la cuestión y término tardando más que para pensar un cambio. Los rumores decían que eran por diferencias por Grondona, ahora que Don Julio se fue no se sabe que pasara y quien será el entrenador del conjunto albiceleste. Si esas diferencias en realidad existieron y por eso “pachorra” no siguió, deber querer cortarse las bolas con la trencita de Palacio.

Y por último un goleador de raza que últimamente solo la emboca en partuzas es Samuel Eto’o. Al ex jugador del Barcelona su ex pareja/filo/amante, Hélène Nathalie Koah, lo acuso de mantener orgias y de obligarla a ella a participar de esas.  El tema es que la señorita en cuestión en el pasado había sido señalada por el delantero camerunés por apropiarse de fondos de su fundación. Lo cierto es que la acusación contra Eto’o de prosperar podría mandarlo a la cárcel. Si en el fútbol argentino tendrían que mandar preso a los jugadores que participan en orgias, tendríamos que hacer un torneo de “pateo” de arco a arco, ya que solo quedarían libres dos jugadores por plantel.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top