Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por Alejandro Apoesia (*)
Volvió el futbol local. El verde césped volvió en empañarse de la alegría dominguera. El chori de cancha volvió a humear cual Caruso Lombardi con una cámara en frente. Qué lindo nene, como me mandaría un Chor mariposa o un Paty cubierto de grasa cual Xipolitakis mendigando fama. Belleza nene. Qué lindo es el fútbol.  Cuanta belleza junta en un solo deporte.  Y volvió a rodar francamente el esférico redondo, acariciado sutilmente por el verde césped. Se volvió a abrazar con la red en un abrazo eterno de gol. La circunferencia de poliuretano símil cuero volvió a ser castigada por los impertérritos botines de los jugadores. Acariciada por los enganches. Tentativa de homicidio por parte de los más rústicos. Y allí esta ella: El balón, descansando mansamente sobre el verde césped. Y parece decir algo con sus rebotes mágicos. Se me acerca rodando. Parece que sí, que me quiere decir algo. Habla pelota dime lo que quieras, mi corazón y mi verba son tuyas oh arma impiadosa ¿Qué quieres? ¿Qué me calle de una puta vez? Bueno, me callo.

Los guerreros rojinegros se enfrentaron a los guerreros triperos en el verde césped del Marcelo Bielsa. Un primer tiempo trabado como en las luchas romanas en el coliseo romano. Densos nubarrones asomaban al buen juego. Newell’s era anulado por el Gimnasia del siempre guerrero Troglio. El telón del segundo acto abrió con un grito, un grito de gol perteneciente al colosal Maximiliano Rodríguez. Sendas manos abrazaron la humanidad de la fiera. Pero Gimnasia fue y lucho, como ese lobo que es. Como ese Lobo que se disfraza de abuela para comerse a Caperucita ¿Lobo esta? Lobo esta porque llego al empate por intermedio de Barsottini. Las espadas de los gladiadores quedaron en parda. Qué lindo nene. La Poesía: Vuela cual paloma blanca mensajera para estamparse en las espalda de Barsottini el garzo de Scocco.

El Olimpo de los dioses está de fiesta, los dioses de Bahía Blanca le ganaron a los matadores de victoria. En el verde césped del Carminatti osaron ganarle al conjunto de Alegre, que de Alegre le quedo poco porque la tristeza de dejar tres puntos en el camino se le calvo hondo, en el pecho en el lugar donde las águilas anidan. No hubo alargamiento pero si hubo penales. Blanco puso el primer tanto. También el segundo.  Descontó el Chino Luna, que esta parecido a mi físicamente pero sin barba. Que rico pibe. La Poesía. Borja que no es Enrique, fallo un gol casi hecho. Densos nubarrones agujereo esa pelota que bastaba con empujarla.

El campeón y el subcampeón del Nacional B se enfrentaban y dieron una clase de cómo hay que jugar. En el verde césped del Sola estos guerreros se fueron al ataque constante y entre sueños de unicornios animaron una tarde fantástica nene. Desde que fui a un tenedor libre que no me divertía tanto.  Errores infantiles en la defensa de Banfield adornaban una tarde calurosa en el sur del Gran Buenos Aires. La primera estocada de la tarde vino del lado de Defensa y Justicia. Tellechea puso el 1-0. La vaca en el tambo te lechea, un actor porno te lechea y en Defensa Tellechea hace los goles. Golpe por golpe cual pelea entre Maywheather y el Chino Maidana fue el encuentro. Vuela el halcón, vuela Tellechea, vuela Fernández, vuela vuela veras que todo es posible, vuela (vuela) vuela despierta tu mente. Banfield empato en el segundo tiempo por intermedio de un gol de penal de Salcedo, pero Fernández, gladiador del gol iba a meter un tiro libre. Atrincherado cual soldado de la primera guerra mundial estaba Servio detrás de la barrera. Y el taladro se venía y llego al empate gracias a Trinidad y crecían sus ilusiones hasta que a Servio se le escapo esa pelota y fue el delirio de Varela. La Poesía. Falleció Pascual Mastellone, dueño de la serenísimo y hubo un emotivo homenaje en la cancha por Tellechea y por las manos de manteca de Servio.

En el verde campo de batalla se enfrentaron el conjunto dirigido por el Turu Flores y el equipo que recientemente ha perdido a su padre, a su fundador, su más leal rey, Arsenal de Sarandí dirigido técnicamente por el hombre que lucha desde la TV para combatir el imperialismo gaseoseril, imponiendo la manos como néctar en lugar de la todopoderosa Coca. Rápidamente Vélez se puso en ventana con gol de Pratto y Arsenal fue un desconcierto, hubo confusión y el conjunto venido de los confines de Avellaneda fue puro pelotazo nene. En el complemento otra vez aguardaban las emociones que estaban agazapadas cual periodismo esperando que Maradona salga a decir algo. Marcone en contra con complicidad del arquerito Andrade. La pelota entro pidiendo permiso como lo pido yo en el asado de algún amigo, listo para dar de baja la mayor cantidad de achuras y carne, que rico nene. Arsenal descontó por intermedio del Emir Zelaya. La Poesía: Grondona volverá y será millones, repartidos entre sus herederos, cuanta riqueza nene. Y si vos nene queres gastar tu riqueza podes comprar camisetas, podes ver lindas camisetas, ¿Donde podes verlas? Acá nene, acá ropa deportiva en venta online

Un primer tiempo denso y medio aburrido como mis palabras nene. Independiente pacifista cual Gandhi porque no ataco casi nunca, sufrió el avance del pincharrata que puso el único gol del encuentro por intermedio de un exquisito Ernesto Goñi. Exquisito, exquisitas como las tortas. Que ricas las tortas nene. Las migas cayendo sobre mi barba como una nevada navideña en Manhattan, que lindo nene. La Poesía: Verón se postula a presidente del Pincha. Verón Verón que grande sos, sos el primer trabajador.a

(*) Cualquier similitud con un comentarista, es pura casualidad nene

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top