Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene Sanfilippo (*)
Volvió el futbol local. Allá lejos y hace dos décadas se jugó el mundial. Pero lo bueno de que haya empezado el torneo de primera es que somos los mismos de siempre mi viejo. Ya no están más esos mufas que veían los partidos del mundial porque era la “moda” del momento. Acá estamos los mismos boludos de siempre. Esos que se cagan mojando o de frio en la tribuna. Esos giles que pagan la cuota o se morfan una cola más grande que la de la Rito para conseguir una entrada. Acá se terminaron esos gordos pelados de oficina que venían a opinar hasta del sistema táctico de Argelia. Gente que lo más cercano que estuvo a un balón fue a un balón de cerveza en un after office. Pero ojo, esos no se van para siempre. Vuelven al primer partido importante. Como el superclásico por ejemplo. Olfatean los eventos importantes en el fútbol —aunque últimamente el superclásico esa mas devaluado que el billete de dos pesos— y atacan. Discovery tendría que filmar un documental acerca de estos especímenes. Uno no sabe si estos engendros son de River o Boca o de ALUMNI. Pero buscan el momento propicio para atacar y ¡ZAS! Lo tenés ahí en la oficina o en la fábrica hinchando los huevos. Y cargan como si fuesen hinchas de toda la vida de su equipo y la última vez que vio de cerca un jugador de su equipo fue en 1936 cuando juntaban figuritas de lata. Que suerte.


Primer tiempo extraño. Banfield habrá llegado cuatro o cinco veces y no la emboco. Godoy Cruz llego las dos primeras veces y adentro. Es como si vas a un boliche, encaras a la mina que esta buena. Te pasas hasta las tres de la mañana chamuyándotela y la piba no quiere saber nada. Viene otro le dice dos palabras se la levanta y terminan en un telo. Pero lo importante para Almeyda fue que Banfield tuvo más la posesión del balón. Tendrían que hacer una tabla aparte con los equipos que ganaron la posesión del balón durante el partido. Si hubiese existido desde hace años, los equipos de Cappa eran campeones del universo. El técnico de Banfield guardo los jugadores titulares, bah a gran parte de ellos, para la Copa Argentina que le gano a Quilmes hace un par de horas. Godoy Cruz se la mando a guardar. No hubo mucho más. La Figura: El “Tito” Ramírez, pensé que se había extinguido como los dinosaurios pero volvió en forma de morsa.

El partido empezó bueno pero termino siendo más aburrido que Sabella en la sala de espera del dentista. Quilmes empezó a crecer y llego al gol. En el segundo tiempo Quilmes se puso a hacer la plancha, pero claro ganaba uno a cero y a Central se le caían menos ideas que a los dirigentes de la AFA tirando excusas para meter más equipos en el torneo de 32 equipos. Pero Central reacciono, como cuando Russo ve un buen culo por la calle. Lo empezó a dar vuelta con goles de Abreu que a estas alturas es el Max Berliner de los delanteros. Delgado y Acuña completaron el 3-1. La Figura: Quilmes perdió luego con Banfield por la Copa Argentina por 4-0 ¿Ya hicieron el chiste con Quatrocchi o llegue más tarde que Ruggeri al reparto de eses?
Como en toda primera fecha los hinchas de Racing arrancan ilusionados, con fe y esperanzas. Es como cuando empezás a salir con una mina que es el gato del barrio, en la primera cita estas esperanzado con que por ahí cambia y no se voltea más muñecos pero después te termina cagando. En Racing viene pasando esto torneo tras torneo. Pero al igual que se enamorado del gato, uno no le dice nada como para no cortar la ilusión. Ojo que este nuevo Racing no tiene anda que ver con el viejo equipo. Y si boludo, si cambiaron a casi todos. Pero a lo que voy es que juega de otra manera. Empezó bien Defensa pero se fue desinflando y Milito que tiene más  categoría que el VIP de Esperanto rápidamente lo puso contra las cuerdas al Halcón de Varela. En solo dos minutos (minuto 33 a 35) Racing se puso dos a cero. En el segundo tiempo Racing se sentó a esperar a que Defensa vaya a buscarle el empate para jugarle de contra. Defensa no se quedó en el molde y salió pero Racing lo liquido con una contra que Milito. A los 36 iba a descontar Brian Fernández tras una asistencia perfecta de Saja que aun sueña con meter alguna que otra camarilla antes de retirarse. La Figura: Milito volvió tan recargado de Europa que hasta logra que Hauche haga goles.

Volvió Independiente a primera y curiosamente fue el único que ascendió y que gano en la primera fecha. Si, un dato completamente al re pedo.  Por cómo empezó el partido parecía que Atlético Rafaela se lo iba a llevar puesto al Rojo, claro si nos guiamos por el primer minuto porque a los 30 segundos Breitenbruch salvo al conjunto de Avellaneda al sacarla en la línea. Fue un partido de ida y vuelta. Hubo situaciones de gol para ambos lados, la cosa es que los de Rafaela estuvieron menos finos que el hijo de Porcel. Independiente en cambio tuvo más efectividad que Maru Botana a la hora de la ovulación. Los dos tuvieron chances para meterla, pero las metió Independiente. Mancuello, Pizzini y Lucero los goles.  La Figura: Tula deja de tapar pibes mostro.

(*) No pibe, no sea boludón no es el Sanfilippo posta, es una parodia. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top