Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene Sanfilippo (*)
Pasamos a semifinales. Estamos entre los mejores cuatro del mundial. Perfecto ¿Cuál es el problema ahora? Que no jugamos bien. Ay pero que problema. No tenemos el porcentaje aconsejable de posesión que indica el manual de procedimiento del Guardiola Institute. Pero déjense de romper las pelotas mi viejo. Estamos entre los cuatro mejores y listo. Lloramos porque jugamos mal, que daño nos hizo el Tiki Tiki mi viejo. Claro que a uno le gusta ganar por goleada, haciendo dos millones de pases y tener el 98% de posesión. Pero ganamos uno a cero, no jugamos bien pero estamos en semifinales. Me conformo con ganar un cuarto a cero, hermano. No me vengan a hinchar las pelotas con eso de la posesión ¿Qué mierda es eso? ¿Qué es el Age of Empire que el que tiene más posesión de tierras gana? Tienen la cabeza podrida ustedes. Tampoco soy tan extremista, pero en esta etapa del mundial lo que menos me importa es jugar bien, solo importa ganar. Si queres lujos, colores, destreza y eso, bájate el Candy crash, crush, crosh como sea.

Lo bueno de llegar a semifinales es que ya nos acostumbramos al boludo que es hincha de la selección solo en los mundiales. Nuestro cuerpo ya genero anticuerpos que permiten nuestra convivencia con este individuo. Estamos entre los primeros cuatro, que el oficinista cincuentón que lo único que tuvo de futbol fue un picado pero un salame picado fino opine como si fuese Bora Milutinović, ya nos parece simpático. Todo se debe a que ya nos chupa un huevo. La cagada es que el boludo mundialista puede transformarse —sin saberlo— en un boludo mufa. Pero claro mi viejo, estos especímenes ya están pensando en la final contra Brasil o Alemania. Pero se olvidan de “Holaaaaanda” diría el globo aerostático con barba de Apo y empiezan con lo más mufa que hay: las comparaciones con el Mundial 86. La puta madre que lo pario mi viejo. Eso es más mufa gritar “Lib*rman” trece veces, un martes trece de luna llena a la medianoche.

Contra Bélgica no jugamos del todo bien, se levantó bastante de partidos anteriores. Bélgica generaba menos peligro que el padre Farinello tomando tres litros de anestésico para caballos. Encima el cararrota de Wilmots nos criticó. Esta especie de “Chino” Tapia con sobrepeso parece que vio otro partido. Se nos lesiono Di María ¿Sabe por qué? Porque lo mufaron al pobre orejón. Para mí los jugadores tendrían que hacer como Prince y usar un simbolito por nombre, así evitas que los mufas te nombren.

Uno por uno
Sergio Romero (7) Bien, hasta ahora viene tapando buenas pelotas y por sobre todo viene tapando muchos culos. Yo siempre te banque Romero, si te critique era para que mejoraras tonto.

Pablo Zabaleta (5,5) Alterno buenas y malas. Se contagió piojos de Fellaini, murieron a los pocos minutos de hipotermia.

Martin Demichelis (7) La verdad que le tenía menos fe que a Ruggeri dando un discurso. Fue más sólido Fernández (aunque una gelatina sin sabor es más sólido que él) y ordeno la defensa. Lo Importante: no se mandó cagadas.

Ezequiel Garay (6,5) Firme, casi se manda un cagadon pero no tuvo grandes complicaciones. Iba a poner firmes como las nalgas de su mujer, pero me pareció algo fuera de lugar, así que no lo puse.

José Basanta (1) Ni una rabona, ni un gol de rodilla, mucho menos un caño ¿Qué me importa si clausuro su lateral? ¿De qué me sirve que haya jugado bien? Si no está Rojo, que a modo de homenaje nadie juegue en su sector o que pongan a alguien con sus características, como Messi o Michael Jordan o David Copperfield.

 Ángel Di María (7) jugo media hora hasta que se lesiono.

Javier Mascherano (7) Gran mediocampista. Recupero muchas pelotas. Puede recuperar cualquier cosa menos el cabello.

Lucas Biglia (7) Jugo más de tres minutos como venía acostumbrado. Lo hizo bastante bien. Lo malo: ahora van a tener que pagarle premio porque completo un partió.

Ezequiel Lavezzi (5) Desequilibro más hormonas femeninas que jugadas. No le tiro agua a Sabella quien ya aprendió a hacer el ridículo solito.

Lionel Messi (7,5) Lo mejor de Argentina, no desplego tanta magia como lo hubiese hecho Rojo pero lo hizo bien.

Gonzalo Higuain (9) Apareció el goleador, curiosamente le desapareció la panza, le desaparecieron las críticas y las minas que antes le daban al “Pocho” Lavezzi ahora volvieron a querer darle al “Pipita”.

Enzo Pérez (6) Hizo algo que nadie esperaba que hiciera en un partido de la selección en el mundial: ingresar a jugar.

Rodrigo Palacio (-) Entro sobre el final para demostrarle a los belgas que nosotros también podemos tener jugadores con algo ridículo en la cabeza.

Fernando Gago (-) Entro sobre el final para tirar rostro y porque Sabella no se bancaba más el olor a gel en el banco.

(*) No pibe, no es el Sanfilippo posta, es una parodia no se coma todos los amagues.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top