Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Click sobre la imagen para agrandar.
Arriba: Periodismo (Veletas, vendehumo, tribuneros, bipolares); Benoit Assou Ekotto (Jugador de la selección de Camerún, Clon anabolizado de Bob Patiño, boxeador); Cristiano Ronaldo (Jugador de la Selección de Portugal, desaparecido, lesionado, crack); Inglaterra (Selección eliminada del Mundial, inventores del fútbol, piratas); Vicente del Bosque (Entrenador de la selección de España, cuestionado); Iker Casillas (Arquero de la selección de España, cuestionado, se comió todos los amagues, colador, tiene una novia que esta buena)

Abajo: Neymar (Jugador de la Selección Brasilera, bluff, socio de ataque de Nishimura); Benjamín Moukandjo Bilé (Jugador de la selección de Camerún, clon flaco de Hermes de Futurama); Alejandro Sabella (Entrenador de la Selección de Argentina, aburrido, defensivo, cuestionado); Mauro Icardi (Boludo del año); Mick Jagger (Cantante de los Rolling Stones, mufa, piedra, fulmine, lagarto, yetatore)

Fue la segunda semana del Mundial Brasil 2014 y el periodismo deportivo tuvo más idas y vueltas que Roberto Carlos en toda su carrera de lateral. No solo el periodismo argentino que rompió las bolas durante toda la semana con un “quiebre” en la relación entre Alejandro Sabella y Messi por el cambio de esquema que tuvo que realizar el entrenador contra Bosnia. El plano futbolístico quedo en un segundo plano y en todos los programas de TV y radio o en los diarios se habló de la nueva novela de la semana: “Avenida 5-3-2”. Si bien Argentina no jugo bien y Bosnia generaba menos peligro que Cachito Vigil viendo Bambi, Sabella se equivocó y lo reconoció, pero nadie le dio bola.

El periodismo español con Marca y As a la cabeza, destrozaron a una selección española que se quedó afuera en primera ronda. Está bien, tampoco es para hacer una suelta de globos porque la “roja” se quedó afuera en primera ronda, pero parece que poco valieron dos euros y un mundial. Curiosamente trataron a la selección española como trataron al Barcelona cuando la temporada pasada hizo agua. A Vicente del Bosque lo destrozaron, al entrenador con pinta de tío putañero lo cuestionaron por todos lados, hasta armaron una encuesta preguntándole a la gente si tendría que renunciar… gano el sí. Con Iker Casillas paso algo similar, lo metieron en la picadora de carne pero el arquero que tiene una novia que esta buena —como diría Fava— es más “entendible”, porque estuvo más lento que Julio Ricardo para darse cuenta que es Teo Gutiérrez y no Teo Rodríguez. En el debut, Robben lo hizo arrastrar más que el test de Cooper a Fabbiani y contra Chile se mostró más inseguro que estar con Samsung S4 en la estación Lanús a la madrugada. Continuando la escalada contra el periodismo, caso contrario es el de México, quienes hace poco menos de dos meses destrozaban de arriba al conjunto “Tri”, basta recordar que clasificaron raspando y que el periodismo le “agradecía” la clasificación a EEUU por haberle ganado a Panamá. Bueno, ahora la brújula de los medios mexicanos apuntan para el otro lado, la selección paso a ser más rendidora que el Chavo del ocho para Televisa y solo le tiran flores, claro hasta que tenga un traspié.

Todo mal en Camerún. Fue goleada por Croacia, se quedó afuera del mundial y encima dos jugadores casi llegan a las manos, Benoit Assou-Ekotto le hizo honor a la última parte de su apellido y lo quiso boxear a Benjamín Moukandjo, ambos llegaron a las manos bah un par de manotazos light, y fueron separados por el cortamambo de Webó. Fue como ver a dos personajes de Matt Groening a Hermes de Futurama con un Bob Patiño morocho.

Alemania debuto en el mundial y arraso a la selección portuguesa de Cristiano Ronaldo, el balón de oro vigente no figuro por ningún lado, hasta Pepe que fue expulsado, fue nombrado más que el carilindo jugador del Real Madrid. El crack portugués no está bien físicamente y abandono la última practica con una bolsa de hielo en la rodilla, por su parte el arquero de Portugal se retiró del partido contra Alemania con una bolsa de hielo, pero en las nalgas.

Los inventores del fútbol, otra vez se quedaron afuera, esta vez en primera ronda dijeron adiós al perder contra Uruguay, quien lo jugo como una verdadera final. Lo cómico del caso es que Inglaterra había contratado e integrado al cuerpo técnico a un psicólogo por el miedo de la definición por penales. Bueno, para el próximo mundial por ahí contratan a un psicólogo por el temita de pasar de ronda. Ya eliminada se enfrenta a Costa Rica, equipo que ya bajo a dos campeones del mundo.

Todos los ojos se posaban en Neymar, a quien tildaban como el nuevo Pelé y en quien depositaban todas las esperanzas los brasileros. Hasta ahora es un bluff, más allá de jugar buenos partidos en el Barcelona, en los dos partidos que jugo con la selección brasilera en este mundial, no brillo. Si hizo goles en el primer partido, gracias a su compañero de ataque en ese momento: Nishimura, pero contra México no estuvo su socio y no pudo vencer la resistencia de Ochoa. Todavía tiene chances de romperla, pero hasta ahora dio más que hablar pos su cambio de look.

En argentina tenemos un piedra con una tonalidad capilar colorada que era más yeta que la tumba de Tutankamón ¿Hay alguien más efectivo que él? Si, Mick Jagger, el cantante de los Stones, quien fue tildado de “lagarto” el mundial pasado —a cada selección que apoyaba e iba a ver, perdía y quedaba out— ahora, mufo al equipo de la reina por Twitter.

Mauro Icardi se tatuó el nombre de los hijos de Wanda. Solo falta que Maxi López se los mande a borrar con una medida judicial. Si Icardi es un pelotudo, pero un pelotudo premiado porque lo galardonaron como “el pelotudo del año” en la popular pagina de Facebook "Me declaro pelotudo/a, justamente por esos tatuajes. Era hora que a Icardi le rinda frutos su pelotudez, ahora solo falta que lo elijan el pata de lana de la década y listo. Acá te dejamos la foto de su premio:

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top