Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto: Pedro Antonio Troglio (Entrenador de Gimnasia, adicto al spray capilar, peinefobico)
Segundo Puesto: Juan Román Riquelme, jugador de Boca, crack veterano, pretemporadafobico, habilidoso, respondedor, Padre de Mario Cordo)

Tercer Puesto: Pablo Ariel Lugüercio (Delantero de Olimpo, corredor, goleador cíclico)

Mención Especial: Banana (Fruto del banano, comida de macacos, elemento arrojado a Dani Alves para asociarlo a un primate, elemento utilizado por el resto de los futbolistas para solidarizarse con Alves y repudiar la discriminación)

Sigue firme, como rulo de su propia cabellera. Gimnasia y Esgrima de La Plata quedó como único puntero del torneo. El conjunto de Pedro Antonio Troglio le gano a Argentinos Juniors y sumo su sexto triunfo consecutivo y no se apuno en lo más alto de la tabla. Sin embargo todos recuerdan el fantasma de Javier Gustavo Mazzoni, allá por 1995, y a tres fechas del final esta más latente que nunca. Por eso el entrenador tiene más laburo una crema enjuague desenredante que usa en su cabellera, para por fin terminar con el mote de virgen. Por lo pronto el periodismo ya empezó a nombrarlo en todos lados y cada vez que el periodismo hace eso, termina mufando al puntero. Raimundi por las dudas en cualquier momento los raja a todos a las puteadas.

Juan Román Riquelme fue la figura del partido que Boca le gano a Arsenal. Pagani y Alaluf tuvieron más acabadas que cama de telo. El periodismo tiene más cambio s de frente que el mismo Román. O lo alaban todos por su juego o le revolean palos de todos lados cuando se lesiona o no juega. Lo de ayer fueron todas flores al 10. Sn embargo y más allá de su buena actuación, la mejor “jugada” que realizo el diez, la hizo contra el periodista Mario Cordo. Terminado el partido, Cordo se le acerco y su segunda pregunta fue referida a la continuidad del 10 en Boca. A lo que Riquelme le tiro un caño como a Yepes con un lapidario “A vos no te gusta hablar de fulbo ¿No?”

En abril ocurrieron dos hechos sorprendentes: El eclipse lunar y que Pablo Ariel Lugüercio haya hecho un gol. Así como la Argentina es cíclica, el “Payaso” también lo es, hace goles cada una década más o menos.  El gol que realizo contra River, imposibilito a este último de seguir en el primer puesto. Pero lo más importante fue que “dejo” a Olimpo con la continuidad segura en primera, haciendo bajar a Argentinos Juniors. Estos dos acontecimientos si bien podrían haber pasado el próximo partido, ya que no eran ilógicos, se hicieron esta fecha gracias al Payaso Lugüercio.

En el partido entre el Barcelona y el Villareal, a Dani Alves le tiraron una banana para “insultarlo” al tratarlo de Macaco. Sin embargo el brasileño agarro la banana y se la comió ahí mismo —esto puede sonar medio mal—, una forma inteligente y con humor de responder. Pero la cosa no termino allí, muchos futbolistas para solidarizarse con el brasileño se sacaron una foto comiéndose una banana, acompañada de la frase “Todos somos macacos” —A Leandro Desabato no le habrá gustado mucho—. Primero fue Neymar y luego fueron muchos más. Hasta Agüero dejo por un rato de comerse gordas para mandarse una banana. El Villareal identifico al aficionado que le arrojo el fruto de la discordia y lo rajo de por vida. Pensar que Wanda venia solidarizándose desde hace rato manducándose cada banana y nadie se había avispado. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top